Latest in 1080p

Image credit:

Western Digital WD TV, el analisis

Alberto Ballestin
January 20, 2009
Share
Tweet
Share

Sponsored Links



Con algo de retraso, pero aquí lo tenemos. El Western Digital WD TV HD es sin lugar a dudas uno de los reproductores multimedia de sobremesa que más a dado que hablar, en parte por unas prestaciones realmente elevadas (ficha técnica), en parte por un precio de venta que lo sitúa como una de las alternativas más racionales en el mercado. De hecho, hasta podríamos decir que juega en su propia categoría, viendo su fantástica relación compatibilidad-precio. Motivos más que suficientes para dedicarle un análisis como es debido, y no uno de esos artículos del tipo "vamos a leer la parte de atrás de la caja".

Entrando ya en harina, lo cierto es que esta unidad de pruebas nos fue enviada hace ya unas cuantas semanas, pero entre el CES y otros asuntos nos ha sido imposible colgar antes nuestras opiniones. Tanto mejor, por otra parte, dado que venía con la primera versión del firmware, y esta calma forzosa nos ha permitido probar la revisión 1.01 del software de sistema, así como darle el tratamiento que se merece; no era cuestión de hacer uno de esos análisis tipo "vamos a leer lo que pone en la caja". Pero vayamos al grano.

Gallery: Analizamos el WD TV HD | 25 Photos






Nada más abrir el paquete nos encontramos con lo que ves en la foto: el reproductor, un adaptador de corriente mixto (con dos clavijas desmontables para uso en varios países), el mando a distancia, un disco con software, un soporte a medida para discos My Passport (las intenciones no son disimuladas precisamente) y un cable de video compuesto. ¿Y el HDMI? Por ninguna parte, aunque seguro que cualquier aficionado tiene un manojo suelto para las emergencias. No deja de ser en todo caso llamativo que un reproductor enfocado a trabajar con películas en alta definición venga así de pelado.

Tras conectar el dispositivo aparece casi inmediatamente el menú de navegación: es eminentemente sencillo, sin complicaciones innecesarias. Como ya sabes, el WD TV no incorpora almacenamiento propio (ni conector de red/WiFi), por lo que deberás proporcionarle contenidos vía USB, ya sea desde un pendrive o utilizando un disco duro (una tarjeta SD con adaptador también sirve). Lo bueno es que se reduce sensiblemente el precio de venta al público. Lo malo... pues ya te lo puedes imaginar.

Una vez escaneados los contenidos (no te olvides dejar varios megas libres para que el dispositivo guarde un índice), tenemos la opción de seleccionarlos por carpeta, álbum etc. Además, y dado que soporta discos en formatos NTFS y HFS+, no te encontrarás las limitaciones de tamaño exhibidas por otros reproductores semejantes, por lo que podrás ver películas de más de 4 GB sin problema alguno.




¿Que si hay algún problema de codecs? Por el momento, ninguno. O casi. El software de sistema soporta a día de hoy los más populares, aunque es posible que si tienes algún Quicktime o AVI viejo se le quede atragantado. De todas formas, hace tiempo que dejamos de codificar nada en Intel Indeo, ¿no? Un poco más importante es la incompatibilidad con archivos protegidos, algo que en cualquier caso es advertido claramente por el propio fabricante. Durante mis pruebas, he utilizado literalmente cientos de videos, fotos e imágenes. Estos son algunos de los resultados que he encontrado:

Fotos: Absolutamente ningún problema con los formatos soportados. Las opciones de zoom y rotación funcionan tal y como deberían, lo que tampoco es una sorpresa. Si tienes una carpeta literalmente a rebosar, es probable que el sistema necesite un buen rato para generar los thumbnails.

Música: Más de lo mismo. Los archivos se reproducen sin saltos ni trompicones. La creación de carátulas puede llevar más o menos tiempo dependiendo de las imágenes contenidas en las carpetas. Algo más incómodo es el proceso de indexado: un disco duro con más de 14.000 canciones necesitó alrededor de 15 minutos desde que fue conectado por primera vez hasta que se encontró en condiciones de uso. También es cierto que no todo el mundo tiene tanta música en un solo dispositivo USB, y el WD TV está más dirigido a la reproducción de vídeo que a los melómanos empedernidos.

Vídeo:
Aquí empieza lo realmente bueno. Todos los archivos MKV, AVI, MPEG, MOV e incluso las imágenes DVD se reproducen con excepcional fluidez, sin importar su resolución; 320x240, 720p, 1080p... es una auténtica gozada. Los videos probados procedían de archivos caseros, trailers de Apple, clips de IGN, series extranjeras y hasta algún que otro fansub (que nadie se me irrite, también tengo los discos originales). Bajarte el último avance en 1080p, meterlo en un pendrive y disfrutarlo en la tele del salón no tiene precio. Al menos, si eres un bicho raro como yo y disfrutas tanto con los trailers como con las propias películas.




Los archivos sueltos con una sola capa de audio y sin subtítulos se reproducen igual de bien que en cualquier ordenador, y si existe una pista alternativa, es posible seleccionarla. Antes de la actualización del firmware algunos MKV con múltiples subs tenían problemas, pero ahora se pueden seleccionar tranquilamente con el mando a distancia, al igual que las pistas de audio (si hay más de una, que no es lo normal). De las 30-40 películas probadas, solo dos y bastante viejas dieron problemas, exhibiendo una pixelación insoportable. Sospecho que se debía a un mal trabajo de compresión, dado que otros videos generados con herramientas más modernas funcionaban a la perfección.

Un pequeño fallo, y que por cierto no he podido explicarme, es el ligero retraso (menos de un segundo) que muestran algunos subtítulos separados del video (archivos .srt, por ejemplo). Esto es algo que podría arreglarse fácilmente con la próxima revisión del firmware (disponible bajo licencia GPL, que siempre es un punto a favor). También he notado que por algún motivo las pistas de audio en DTS no se pueden escuchar si no tienes conectado el aparato a un receptor/decodificador (es decir, las películas con sonido en este formato son "mudas" si no tienes un cine en casa con DTS).




¿Más? También reproduce películas DVD. Obviamente *no* en disco, sino en archivos sueltos o ISO. Lo curioso es que tal y como está el software del sistema, no se puede acceder al menú o a los extras: el reproductor te manda automáticamente a la película, aunque es posible seleccionar las pistas de audio y subs desde el mando a distancia.

Recapitulando, nos encontramos con uno de los reproductores multimedia domésticos más capaces del mercado, y encima a un precio difícilmente superable. Esto no significa que esté exento de fallos, aunque por fortuna la mayoría deberían ser fácilmente superables con una actualización de sistema (la última fue una auténtica bendición en materia de compatibilidad con subtítulos).

A favor:
  • Características físicas envidiables. Es pequeño, "bonito", y no hace nada de ruido (literalmente).
  • Compatibilidad total con el 99% de los codecs y formatos utilizados hoy en día. Los videos a 1080p van como la seda.
  • Precio. Por 120 euros en Europa (o 120 dólares en EEUU) no se me ocurre *nada* que pueda hacerle sombra.

En contra:
  • Mando a distancia diminuto y sin iluminación.
  • Pequeñas carencias en el software que deberán ser arregladas con próximas actualizaciones.
  • ¿Dónde está el cable HDMI?































All products recommended by Engadget are selected by our editorial team, independent of our parent company. Some of our stories include affiliate links. If you buy something through one of these links, we may earn an affiliate commission.
Share
Tweet
Share

Popular on Engadget

Engadget's 2020 Back-to-School Guide

Engadget's 2020 Back-to-School Guide

View
Space Force official logo and motto unveiled

Space Force official logo and motto unveiled

View
Our readers get real about their issues with the AirPods Pro

Our readers get real about their issues with the AirPods Pro

View
Microsoft's Surface Duo may launch with AT&T

Microsoft's Surface Duo may launch with AT&T

View
Nintendo 'gigaleak' reveals the classic games that never were

Nintendo 'gigaleak' reveals the classic games that never were

View

From around the web

Page 1Page 1ear iconeye iconFill 23text filevr