Latest in Movistar

Image credit:

Palm Pre GSM, análisis en profundidad (con vídeo)

José Mendiola
October 23, 2009
Share
Tweet
Share

Sponsored Links



Nunca un móvil había despertado tanto interés desde el lanzamiento del iPhone como la Palm Pre. Este terminal con forma redondeada acaba de ser lanzado en España y otros países europeos y no podemos decir que nos haya dejado indiferentes, ni mucho menos. Comparte virtudes y defectos, pero por encima de todo un sistema operativo que no deja de sorprender a los que hemos tenido la suerte de probarlo. Si te supo a poco el detallado análisis al que sometimos al modelo en CDMA, no dejes de leer un poco más abajo. Comenzamos tras el salto.

Gallery: Palm Pre GSM, análisis en profundidad | 22 Photos


Hardware

Posiblemente se trate de uno de los puntos más atractivos desde el punto de vista del usuario. El Pre es minúsculo y tremendamente compacto aunque, como veremos más adelante, haya que pagar un alto precio por estas reducidas dimensiones. De diseño estilizado y muy refinado, el Pre rebosa calidad por todas las esquinas aunque los diseñadores de Palm han tenido bien claro que primaría la estética sobre la funcionalidad a la hora de definir el hardware del equipo. Este minimalismo paga su peaje y por ejemplo, descubrir el puerto microUSB (fundamental para alimentar y sincronizar el equipo y por lo tanto, de uso diario) se convierte en una tarea de lo más tediosa. Está oculto bajo una tapa de plástico que para descubrirla es necesario extender el móvil y meter la uña bajo el plástico para que éste se desprenda. Muy bonito, pero poco funcional.




La apertura del teclado en sí tampoco resulta cómoda (sobre todo en la unidad que teníamos que estaba nueva y todavía sin "ablandarse" las juntas y bisagras) ya que al final es fácil que necesitemos emplear las dos manos para descubrirlo, aunque con el uso uno se va acostumbrando a utilizar una sola mano. Volvemos un poco a lo que hemos apuntado antes: muy bien en estética, pero muy mal en funcionalidad; el deslizamiento del teclado no es cómodo. En un mal endémico de estos móviles con un acabado que rebosa plástico brillante en toda su superficie, dejaremos nuestras huellas por todas las esquinas del teléfono desde el primer momento en el que lo tengamos en nuestras manos. Es inevitable.

Otra de las víctimas del minimalismo a la hora del diseño es la ausencia de botones: sólo hay tres botones en el Pre, el de encendido/apagado (de muy difícil acceso por cierto ya que se encuentra en una esquina curvada de la parte superior), el de control de volumen compuesto por dos botones, y el botón principal que ejecuta el lanzador. Un suspenso para todos ellos salvo este último: su tacto y acceso resulta incómodo y es necesario apretar con fuerza para poder ejecutar la función que corresponda.

En lo tocante al uso diario, el Pre es una delicia llevarlo en el bolsillo: uno tiene que asegurarse de que realmente lo lleva encima y no se le ha deslizado por cualquier rincón. Sacar el Pre en medio de una reunión provocará inevitablemente las miradas de los más curiosos que no acertarán con el modelo (salvo que sean lectores de Engadget, claro). El Pre dispone de los imprescindibles sensores de proximidad (desactivan la pantalla cuando estás en plena conversación para evitar pulsaciones involuntarias) y el sensor de luz ambiente que adapta el brillo de la pantalla a las condiciones de luz externas.

La cámara de fotos es francamente buena y sus 3,2 megapíxeles dan mucho juego. No tiene prácticamente opciones de configuración (salvo los modos de activación del flash) y su uso se ve penalizado por la ausencia de un botón específico para sacar fotos. En definitiva, para sacar una foto es necesario acceder mediante software, lo cual le resta inmediatez. No tiene autofocus y toma las fotos de una forma muy rápida (prácticamente no hay lapso de tiempo entre la pulsación y el disparo), pudiendo además usar la barra espaciadora en el teclado como disparador.

Teclado

El teclado del Pre ha sido uno de los elementos más controvertidos: ¿por qué se ha dispuesto en modo vertical nada más y no aprovechar el ancho de la pantalla en modo apaisado para tener más superficie de escritura? Decíamos al comienzo que Palm ha primado la estética y el tamaño frente a la funcionalidad y ahora nos encontramos con la segunda víctima: el teclado físico. El teclado es pequeñísimo, el que os escribe tiene manos pequeñas y aún y todo le costaba atinar a escribir de forma más o menos continua. Como todo en la vida, con el hábito se mejora pero los antiguos usuarios del Treo o los que vengan de BlackBerry que se vayan preparando a volver a aprender a escribir.




Por si esto fuera poco, el Pre (y sobre todo webOS) no fueron concebidos para el español y otros idiomas que requieran caracteres acentuados y trabajar con ellos resulta bastante molesto ya que nos obliga a demasiadas combinaciones de teclas para introducir la letra deseada. Pero además, webOS no cuenta con un corrector ortográfico con lo que en el uso de textos largos mejor tomárselo con calma e ir escribiendo despacio pero sobre seguro. Una de las principales críticas que recibió este equipo fue también la ausencia de un teclado virtual y es que cuando necesitemos responder a un correo o SMS, aunque sea con un conciso 'OK', estaremos siempre obligados a abrir el móvil y extender el teclado.

Por lo demás, las teclas son de gran calidad y el tacto resulta muy agradable. Se agradece que la '@' y los signos de puntuación estén disponibles en un toque y el uso del teclado con el lanzador que veremos en la parte de software es una delicia. En resumen, se trata de un teclado para cubrir el expediente pero vete olvidándote de escribir largos correos o contestaciones extensas, acabarás con tus dedos o con tu paciencia.


Pre como teléfono

Y sí, que no se nos olvide que tanto el iPhone, el Pre y demás dispositivos que tanto adoramos son inicialmente teléfonos y que sirven para hablar con otras personas. En este sentido la primera sorpresa es la poca señal que capta el Pre de la red de Movistar. Con la cautela debida en estos casos (la señal depende de factores muy subjetivos), he podido comprobar cómo el Pre mostraba apenas dos rayas de señal en 3G de Movistar frente a la totalidad de las rayas de la BlackBerry Storm (misma red y misma ubicación). El asunto en sí no tendría mayor trascendencia en un móvil sobrado de batería pero como veremos más adelante, ese es uno de sus talones de Aquiles. Pero donde recupera Palm sus carencias en este sentido es a la hora de buscar contactos para efectuar una llamada o enviar un correo electrónico: desde cualquier punto en el que te encuentres en el Pre, podrás comenzar a teclear el nombre del contacto a llamar y el sistema te irá ofreciendo las alternativas que concuerden. Una maravilla (los usuarios de PalmOS recordarán una aplicación similar llamada Initiate), y es algo que Apple ha incorporado en el iPhone en sus últimas versiones. El detector de proximidad desconectará la pantalla cuando aproximes el móvil a la oreja para ahorrar batería, pero sobre todo, para evitar pulsaciones involuntarias con el rostro.




Navegador

Posiblemente uno de los puntos fuertes del Pre: es rápido, sencillo de usar y muy intuitivo. Por desgracia sigue sin estar disponible el esperadísimo soporte para Flash, pero la buena noticia es que Adobe está en ello e incluso puedes apuntarte en su lista para que te notifiquen cuando esté disponible la primera beta. La operatividad y funcionamiento del navegador es muy similar al del iPhone, sobre todo a nivel de funciones: golpear dos veces hace zoom al ancho de pantalla y el zoom se hace en el Pre al igual que en el iPhone abriendo los dedos (la pantalla en el Pre también es multitáctil). La apertura de nuevas pestañas en el navegador es un tanto costosa, pero mediante un sencillo paso se agiliza bastante: abriendo de nuevo el navegador como una 'tarjeta' más. En definitiva, el navegador es junto con el del iPhone el mejor que he probado hasta el momento. No sabría con cual quedarme de los dos, pero posiblemente sea más versátil el de Pre.




Pantalla

Sin duda y en lo referente al hardware es el punto más sólido de este smartphone: brillante en todo momento y con una claridad que deja en evidencia a equipos como el iPhone (no es que sea mucho mejor, pero lo supera). Sin embargo, todo esto se ve penalizado por dos limitaciones: por un lado, un tamaño excesivamente pequeño de la pantalla (y del móvil en general) que hace que a uno le entre una sensación de claustrofobia cuando navega por la web o cuando ve una película, y por otro, la ausencia de un teclado virtual nos lleva a una situación un tanto grotesca: si estás navegando por la web y giras el dispositivo, el acelerómetro pondrá la pantalla en modo apaisado (algo casi necesario dadas las reducidas dimensiones), hasta ahí todo normal. El problema viene cuando lleguemos a una pantalla que nos solicite la introducción de datos ¿Qué hacemos? Al no haber un teclado virtual nos vemos obligados a volver a girar el móvil y desplegar el teclado. Poco práctico y resulta incómodo a medida que uno se hace con el equipo. Por lo demás, la respuesta de la pantalla al tacto es inmediata y el scroll está muy bien solucionado. Llama gratamente la atención el efecto "gota de agua" con el que Palm ha dotado a la pantalla, de forma que cada vez que tocamos un punto en la pantalla parece como si hubiera caído una gota de agua en la zona tocada.


webOS

webOS por sí solo puede ser la excusa suficiente para comprarse este teléfono. No hay palabras para describir lo satisfactorio que resulta manejar este sistema operativo y lo intuitivo que resulta, penalizado, eso sí, con el rendimiento que veremos un poco más adelante. La gestión de la multitarea mediante tarjetas es simplemente genial y posiblemente se trate de la mejor forma de gestionarlo de todos los sistemas operativos móviles del momento. Una vez hecho a los gestos (realmente son muy pocos) te moverás como pez en el agua por las tarjetas, abriendo y cerrando aplicaciones, moviéndote entre ellas, dejando un correo a medio redactar para consultar el tiempo, navegar por la web y volver al correo que se ha quedado como lo dejaste... Palm lo ha bordado en lo referente al sistema operativo. También impresiona la sencillez con la que se configura el sistema gracias a Sinergy, un curioso sistema mediante el cual el usuario se identifica con su cuenta de GMail, por ejemplo, y webOS configura correo, contactos y calendario de forma que te lleves en el bolsillo todo lo que tienes "en la nube". Muy bien solucionado.


Rendimiento

Todas las virtudes que hemos expuesto en el punto anterior sobre webOS se ven lastradas por un procesador justísimo o simplemente insuficiente para moverse con alegría en el dispositivo. El Pre se muestra torpón y pesado al abrir ciertas aplicaciones, hasta el punto que uno tiene la desagradable sensación de no saber si ha pulsado bien el icono de la aplicación o no. El rendimiento decae lógicamente a medida que tenemos tarjetas (aplicaciones) abiertas, pero no tanto como pudiera pensarse. Palm, por otro lado limita el número de aplicaciones abiertas para evitar, suponemos, el colapso del sistema. Por lo demás, y pese a su lentitud, el Pre se ha mostrado en todo momento muy sólido.


AppCatalog

La tienda de aplicaciones de Palm nos ha dejado un sabor agridulce: por un lado la descarga e instalación de aplicaciones es muy rápida y ágil (no es necesario loguearse para la descarga de aplicaciones gratuitas, con lo que te ahorras un paso), pero por otro y para los que hablamos español no hay una clara restricción ni forma de seleccionar las aplicaciones propias de un país (algo que, por cierto, también sucede con la App Store de Apple). El número de aplicaciones en español está creciendo de forma exponencial y ya hay una buena colección de ellas para que el usuario vaya haciendo pruebas.




Batería

Todo lo positivo que hayas podido leer sobre el Palm Pre muere en este punto. La batería es simplemente insuficiente para toda aquella persona que no pase buena parte del día con un enchufe a mano. Si eres de los que viaja a menudo, está claro que este no es tu teléfono. Esta carencia grave echa por tierra, como decimos, todos los aspectos positivos del terminal: Palm se equivoca al priorizar el tamaño en detrimento de la duración de la batería y este puede ser el motivo por el que muchos usuarios renuncien a comprarlo. La agonía de la batería llega hasta el extremo que en Movistar han habilitado en su sección de soporte un apartado específico al efecto (sin duda traducido de Palm USA) en el que te dan consejos tan descorazonadores como: desactivar WiFi, GPS, Bluetooth, consultar menos el correo... En definitiva, han dotado al móvil de un montón de funciones que a nivel práctico el usuario no podrá disfrutar a no ser que no salga de su casa. Un punto sin duda a corregir en futuras versiones.


En conclusión

Probar este móvil ha sido una de las experiencias más gratas que puede vivir un geek, al nivel, si no superada, por las percibidas con el iPhone o Android. webOS es una maravilla, pero sorprende descubrir que Palm ha fallado precisamente en donde tenía más experiencia y contrastada durante años: en el hardware. Tras años fabricando y vendiendo con éxito miles de Treos sorprende que hayan caído en errores tan evidentes: mala disposición de los botones y difícil acceso a los mismos, un teclado liliputiense, un puerto microUSB inaccesible y sobre todo, una batería que muchos usuarios considerarían defectuosa dan al traste con un móvil que podía haber llegado muy lejos. Esperemos que con Pixi se corrijan buena parte de los errores y saque mejor provecho del verdadero valor del móvil: webOS.

[Vídeo cortesía Land of Pink&Grey]































































All products recommended by Engadget are selected by our editorial team, independent of our parent company. Some of our stories include affiliate links. If you buy something through one of these links, we may earn an affiliate commission.
Share
Tweet
Share

Popular on Engadget

The 2020 Engadget Holiday Gift Guide

The 2020 Engadget Holiday Gift Guide

View
Scientists find neutrinos from star fusion for the first time

Scientists find neutrinos from star fusion for the first time

View
The best Black Friday tech deals that are already available

The best Black Friday tech deals that are already available

View
Apple's Intel-powered MacBook Air falls to $799 ahead of Black Friday

Apple's Intel-powered MacBook Air falls to $799 ahead of Black Friday

View
Apple's entry-level iPad returns to $299 for Black Friday

Apple's entry-level iPad returns to $299 for Black Friday

View

From around the web

Page 1Page 1ear iconeye iconFill 23text filevr