Freemium: las arenas movedizas de RIM

José Mendiola
J. Mendiola|12.11.11

Sponsored Links

Freemium: las arenas movedizas de RIM

En Freemium, José Mendiola opina sobre la situación actual del mundo de la tecnología

Afirma la teoría del marketing que las herramientas que manejan los fabricantes a la hora de comercializar y rentabilizar en el mercado un producto son las cuatro pes (4P), acrónimo que viene del inglés: Price (precio), Product (producto), Promotion (comunicación) y Placement (distribución). La teoría y el sentido común apuntan que si un producto tiene éxito debe contar con alguna ventaja comparativa en al menos una de las 4P del marketing mix.

A uno se le viene rápido a la cabeza esta teoría cuando analiza en detalle la situación de RIM ante el ineludible fiasco que ha supuesto la comercialización del PlayBook. Situémonos en perspectiva: el tablet de los canadienses llegó al mercado en abril de este año, es decir, aproximadamente un año más tarde que el iPad. El dato no es baladí: Apple 'colocó' en el mercado tres millones de tablets en apenas ochenta días, una cifra de ventas que mantuvo un buen ritmo, situando al iPad como tablet hegemónico y con un dominio abrumador en el mercado. El tablet de RIM luchaba ya contra su primer inconveniente: llegar tarde, muy tarde, al mercado.

Sin embargo, este retraso no parece que amilanó a los creadores de las crackberry. Los de Waterloo llevaban tiempo maquinando su asalto al mercado de los tablets. No era de extrañar: se trataba de uno de los mercados con mayor proyección y todos querían una porción de la gran tarta que disfrutaba Apple en solitario. Así las cosas, el mercado esperaba ansioso la apuesta de un fabricante de gran solera como RIM, pero los de Lazaridis erraron de lleno en la teoría de las 4P que antes hemos mencionado y que analizamos a continuación:

  • Producto: las primeras manos en trastear el tablet coincidieron en advertir que el producto estaba muy verde, sobre todo en lo tocante al software. Lags, bugs... en nuestro análisis no dudamos en calificarlo como un producto no terminado. Por incomprensible que pareciera, además, el PlayBook no contaba con ninguna aplicación para la gestión del correo electrónico y a día de hoy no hay todavía una versión con 3G. Todas las alabanzas que recibió en el apartado del hardware quedaron en nada ante semejantes carencias, pero lo más grave y uno de los grandes argumentos por los que muchos usuarios descartaron este tablet fue la preocupante falta de aplicaciones. El ecosistema es fundamental, y sin él, no hay prácticamente un resquicio para el éxito.
  • Precio: Visto el producto, uno podía suponer que una de las bazas que podía jugar RIM sería un precio rompedor, algo que hiciera tambalear los cimientos del iPad y que minimizara las importantes carencias del dispositivo. Pero no. El modelo más barato salió al mercado por un precio levemente inferior a los 500 euros. Ya no sólo quedaba muy cercana la opción del iPad, sino que este importe lo situaba incluso por encima de interesantes alternativas en el entorno Android.
  • Promoción: RIM inició una atractiva campaña de spots que fueron difundidos en televisión en los que se mostraban las ventajas del tablet. Los anuncios iban principalmente dirigidos al público joven y sin embargo, el grueso de su mercado se encontraba entre los usuarios corporativos. Esta incongruencia unida a las dos pes anteriores trasladó al mercado un mensaje confuso que no cuajó. Bloomberg no dudó en calificarlo como un "error de comunicación".
  • Distribución: La distribución de un producto puede ser un arma de doble filo: si la capilaridad y el stock se quedan cortos, no se atiende a la demanda convenientemente y se pierde una oportunidad de negocio. Una 'no venta' en estos términos, supone un coste. Pero en el caso del PlayBook el problema fue diferente. RIM contaba con la experiencia y red suficientes para hacer llegar su producto a todos los rincones del planeta. Sin embargo, el gigante ha reconocido hace tan solo unos días que hay miles de PlayBooks acumulando polvo en sus almacenes, lo que ha obligado a la empresa a dotar una provisión millonaria y a anunciar una "actividad promocional" para dar salida a semejante stock. Un mal cálculo en la previsión de ventas que está resultando caro, muy caro.

Evolución de las ventas de smartphones en EEUU. ComScore 2011


Sin embargo, el PlayBook, por irónico que parezca, podría ser el menor de los problemas a los que se enfrenta RIM en este momento. Las cosas no pintan bien para el fabricante. En el mercado de smartphones, del que se nutre su cuenta de resultados, sigue perdiendo cuota a pasos agigantados. La firma que alumbró en su día los famosos crackberry sigue abrazada a un modelo de negocio en clara extinción. Si bien es cierto que el fabricante ha encontrado un inesperado nicho de mercado en el segmento adolescente, sin embargo, este éxito puede resultar efímero y no hace sino compensar las pérdidas de cuota en otros mercados de más proyección, como el corporativo.

El conocido fabricante de smartphones parece haber unido su destino a una plataforma, BlackBerry OS, con un interfaz desfasado en lo visual y con un mercado de aplicaciones que no disfruta, ni de lejos, del éxito de Android Market o App Store de Apple. Pero los canadienses juegan con un as en la manga: han abierto una interesante vía con BBX -recientemente rebautizada como BlackBerry 10-. Esta plataforma se presenta como su gran baza de futuro. Será compatible con las aplicaciones Android, con lo que el ecosistema, sobre el papel, se ampliará notablemente. El tiempo y los hechos confirmarán cómo funcionará esta integración mágica de plataformas, pero la teoría apunta a que esta decisión estratégica puede configurarse como una interesante opción de futuro.

Futuro y presente de todo un gigante del sector se sustentan en unas arenas movedizas que dibujan un futuro de incertidumbre, pero que dejan la puerta abierta a la esperanza. La pregunta es obligada: ¿habrá siempre un hueco para las BlackBerry tal cual las conocemos hoy en el mercado? ¿Será BlackBerry 10 la tan esperada tabla de salvación? Puestos a soñar... ¿Y si RIM apostara por webOS?

[Más información: PCWorld, Apple PR, AllThingsD, Bloomberg]

En Freemium se comparte la opinión personal del autor. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos

All products recommended by Engadget are selected by our editorial team, independent of our parent company. Some of our stories include affiliate links. If you buy something through one of these links, we may earn an affiliate commission.
Popular on Engadget