Surface Pro 2: te lo enseñamos de nuevo (y con más detalle) en vídeo

Elena Henriquez
E. Henriquez|10.08.13

Sponsored Links

Surface Pro 2: te lo enseñamos de nuevo (y con más detalle) en vídeo
Surface Pro 2
Parecía que nunca iba a llegar el día y sin embargo ya estamos en la antesala del lanzamiento de Windows 8.1 y... ¿qué mejor manera de darle la bienvenida que con un buen surtido de dispositivos nuevecitos? Hoy ha tenido lugar la presentación en Madrid del catálogo de navideño de Microsoft y, como no podía ser de otro modo, la nueva generación Surface ha contado con un lugar de excepción. Es por ello que hemos querido aprovechar la cita para mostrarte un poco más de cerca (y en vídeo) al modelo Pro 2, así que ya puedes ir poniéndote cómodo porque tenemos bastante tela que cortar.

Como ya debes saber, tras muchos dimes y diretes, la unidad fue presentada oficialmente hace unos días en Nueva York, suponiendo una puesta a punto muy de agradecer sobre el modelo anterior. Aunque tienes desglosados todos los cambios en este cara a cara, hemos querido aprovechar nuestro acercamiento de hoy para valorar un poco mejor sus similitudes y diferencias con el Pro a secas, y las mejoras de su propia cosecha, que probablemente sea lo que más te interese, así que allá vamos.
%Gallery-199133%

Para empezar la nueva Surface Pro 2 es capaz de mostrar los colores con el doble de acierto que la original y a 1080p de resolución, ofreciendo muy buenas sensaciones a la hora de navegar por la galería fotográfica o visualizar contenidos, luciendo además unos amplios ángulos de visión. Los gráficos son también algo superiores y además presume de ser capaz de sacar un 20 por ciento más de partido a su rendimiento gracias a su procesador Core i5 a 1,6 GHz de la familia "Haswell". No es que el modelo anterior fuera precisamente justito en este terreno, pero todo cambio a mejor es de agradecer y, desde luego, salta a la vista que la nueva circuitería se entiende prácticamente a la perfección con Windows 8.1, ofreciendo una respuesta ágil y fluida en la mayoría de situaciones.

Entrando ya de lleno en su construcción, casi podríamos resumir nuestra experiencia con sólo tres palabras: chasis de magnesio. El resultado en directo es absolutamente exquisito con una atención al detalle digna de elogio y una resistencia muy acorde a un equipo destinado a estar de aquí para allá todo el día como es un tablet -y, sinceramente, tampoco esperábamos menos de un "monstruito" de la gama premium como éste. Pese a tratarse de la versión para trabajar "más en serio" y con utilidades de un poco más de envergadura, el peso total no se resiente de una manera preocupante (recuerda que hablamos de 900 gramos, 16 menos que el original, pero manteniendo el mismo grosor), siendo relativamente cómodo de sujetar con una mano y manejar con la otra.

Un apartado que suele pasar desapercibido en la mayoría de tablets, pero que se ha convertido en una constante en la familia tabletoide de Microsoft, es el soporte para mantenerlo en vertical. En esta ocasión la diferencia es que por primera vez cuenta con un par de posiciones para que puedas ajustar la inclinación de la pantalla según te convenga. El mecanismo encargado de hacerlo posible se camufla elegantemente en su espalda y, aunque al abrirlo opone un poquito de resistencia, aparenta ser bastante robusto como para evitarnos sustos en plena reproducción o mientras tecleamos. Retomando la atención a los detalles que mencionábamos antes, este mismo sistema sirve para acoger de una manera muy sutil todos los sellos de certificación que suelen acompañar a este tipo de cacharros, así como su denominación (nombre, tamaño, etc.) y una ranura para tarjetas con la que ampliar su almacenamiento.

En un lanzamiento tan mimado por Microsoft como el de su Surface más exigente, no podían desmerecer los accesorios, que como ya sabes, se componen de fundas y teclados multifunción. El que más nos ha llamado la atención es el Type Cover 2 por ofrecer un buen recorrido en sus teclas y un sistema de sujeción magnético con gran agarre, con el punto extra de que ahora es retroiluminado; la pega es que parece estar abocado irremediablemente a irse deteriorando con el uso por culpa del tacto aterciopelado de su espalda -de hecho las unidades de muestra ya tenían un poco de viso. Los modelos estándar de teclado se lanzarán coincidiendo con el estreno de las tabletas este 22 de octubre, aunque si lo que quieres es acompañarlo de su teclado con una batería adicional integrada o su Base de Acoplamiento -el nombre que ha dado Microsoft en español a su docking station para convertirlo en un ordenador más completo- aún tendrás que esperar un poquito más: el primero debería aparecer en España para navidad, mientras que la disponibilidad del segundo sigue estando en el aire (descuida: te mantendremos convenientemente informado en cuanto averigüemos algo más).



No queremos poner fin a este nuevo repaso por el Surface Pro 2 sin recordarte que la unidad se estrenará definitivamente en España y otros muchos mercados este próximo 22 de octubre, con un precio que parte de 879 euros. Hasta entonces puede ir saciando el apetito con el vídeo que te dejamos justo a continuación, así que ya estás tardando en dar al play.
All products recommended by Engadget are selected by our editorial team, independent of our parent company. Some of our stories include affiliate links. If you buy something through one of these links, we may earn an affiliate commission. All prices are correct at the time of publishing.