Sponsored Links

Toshiba Tecra W50 saca a relucir todo su potencial como workstation ante nuestra cámara (¡con vídeo!)

Toshiba Tecra W50 saca a relucir todo su potencial como workstation ante nuestra cámara (¡con vídeo!)
Elena Henriquez
Elena Henriquez|November 14, 2013 11:37 AM
Toshiba Tecra W50 en nuestras manos
Toshiba quiere quitar de una vez por todas a sus estaciones de trabajo la etiqueta de ser "pesos pesados" y prueba viva de ello es el Tecra W50 que nos ocupa ahora. Al igual que el tablet Encore, este equipo ha sido hoy presentado ante los medios españoles de cara a su cada vez más inminente llegada al mercado, aunque en esta ocasión el principal foco de atención es el trabajo puro y duro.

Con sólo echar un vistazo a su ficha técnica descubriremos enseguida que se trata de una workstation por derecho, al contar con procesadores Core i7 de la última hornada de Intel (concretamente la unidad que tienes en pantalla montaba un vPro de la serie 4800MQ de cuatro núcleos), hasta 32 GB de RAM repartidas en 4 zócalos, gráficos de la serie K de NVIDIA -una tarjeta Quadro K2100M, para ser más exactos- y Windows 8 como sistema operativo. Otro de sus grandes alicientes es que cuenta con almacenamiento SSHD de tercera generación que combina 32 MB de búfer con 8 GB de memoria en SSD para dar cobijo a su sistema operativo, así como un 1 TB de espacio en platos para gestionar el resto de contenidos.
%Gallery-200188%

Ya que estamos ante un dispositivo destinado al terreno laboral, Toshiba ha optado por instalarle una pantalla Full HD de 15,6 pulgadas que, además, es completamente mate para no cansar los ojos en exceso y que no molesten los reflejos. A pesar de que la luz de la sala en la que se ha celebrado el evento no era especialmente favorecedora para estas cosas, en directo su brillo e intensidad nos han parecido muy oportunos, mostrando los contenidos con nitidez incluso al forzar más de la cuenta los ángulos de visión. El resto de su ficha técnica tampoco desmerece lo más mínimo, ya que incorpora conectividad Bluetooth 4.0, WiFi ac/agn, ranura SmartCard y hasta 5 USB (uno de los cuales se podrá, además, intercambiar por un puerto serie en caso necesario).

Con respecto a su construcción pocas pegas podemos ponerle: al ser una estación de trabajo especialmente diseñada para los que tienen que desarrollar sus tareas en movilidad, el equipo es de lo más robusto, resistiendo sin problemas todo tipo de golpes y maltratos. Tanto su carcasa exterior como el reposa muñecas muestran un sutil relieve de rayas horizontales, motivo que no sólo ayuda a darle un toque algo diferente a lo que estamos acostumbrados, sino que además permite camuflar huellas y arañazos a la perfección. La propia Toshiba reconoce que su grosor es algo más generoso de lo habitual, pero era un mal necesario para poder brindarle toda esta potencia. Quizás lo más decepcionante sea que el material elegido para ello sea plástico, aunque el beneficio que se obtiene a cambio es que el conjunto resulte más ligero. Como podrás comprobar en el vídeo que te dejamos unas líneas más abajo, a pesar de ser el modelo más musculoso del catálogo, es completamente factible de sujetar con una sola mano y es que la unidad pesa tan sólo 2,4 kg.

En dicho chasis se encaja un teclado completo que, además, es de tipo retroiluminado para que no tengas que dejarte los ojos si la luz comienza a escasear mientras le estás dando uso. Al extenderse por casi toda la superficie disponible, Toshiba ha podido permitirse la instalación de unas teclas bastante grandecitas y darles una buena separación, mientras que su recorrido resulta también muy cómodo. Su trackpad sigue esta misma línea y resulta suficiente amplio como para manejarlo con soltura, aunque como contrapunto sus botones se nos hacen un poquitín duros.

Teniendo en cuenta el despliegue técnico de este Tecra W50, no cabía la menor duda que su sistema operativo y sus aplicaciones iban a funcionar como la seda. Como ya hemos mencionado con anterioridad, la unidad ha sido inicialmente diseñada teniendo en mente las tareas más exigentes que se puedan requerir en el entorno laboral, por ejemplo en temas de diseño o gestión de contenidos con cierto peso (sin ir más lejos cuenta con una certificación especial que avala su buen desempeño con programas como AutoCAD); claro que eso no quita que también pueda enfocarse luego al mundo gamer si te quieres tomar un descanso entre proyecto y proyecto.

En líneas generales, las impresiones con el Tecra W50 han sido muy favorables, tanto por rendimiento como por construcción. El problema principal viene a la hora de echar un ojo a su etiqueta de precio y es que, evidentemente, tanto despliegue acaba pasando factura. La unidad llegará a los escaparates españoles a lo largo del mes de diciembre y se colgará una etiqueta que parte de nada menos que 2.000 eurazos, cifra que luego además podría verse incrementada si damos un empujoncito extra a sus características. En cualquier caso, siempre puedes suspirar por él mientras curioseas el vídeo que te dejamos justo a continuación.

All products recommended by Engadget are selected by our editorial team, independent of our parent company. Some of our stories include affiliate links. If you buy something through one of these links, we may earn an affiliate commission. All prices are correct at the time of publishing.