Samsung Galaxy Alpha, primeras impresiones

Drita
Drita|09.29.14

Sponsored Links

Samsung Galaxy Alpha, primeras impresiones

El Galaxy Alpha acaba de entrar prácticamente por la puerta de nuestra oficina engadgetera y no nos hemos podido resistir a contarte nuestras primeras impresiones sobre el equipo. El terminal fue lanzado oficialmente el pasado jueves en el mercado español y hoy llega a nuestras manos listo para que lo despellejemos conozcamos mucho más a fondo. Si te preguntas qué tiene de especial este terminal, podemos empezar a darte algunas pistas con solo echar un vistazo tras el salto. Empezamos con el repaso ya. Síguenos.

Cuando abres la caja del nuevo Galaxy Alpha, la primera impresión que puede darte es que nada ha cambiado. Frontalmente el equipo luce igual que sus hermanos galácticos, apostando por la misma distribución de altavoz, sensores y cámara frontal en la zona superior y un destacado botón alargado bajo su pantalla que no renuncia a ese embellecedor plateado que siempre le ha quedado tan bien.

Samsung Galaxy Alpha, primeras impresiones

Las sensaciones sin embargo empiezan a cambiar nada más lo agarras en la mano. Atrás quedó el tacto del plástico del Galaxy S5; aquí unos bordes metálicos te dan la bienvenida, otorgando al smartphone una sensación de solidez y mejor acabado de la que disfrutaba el hasta ahora mencionado ojito derecho de Samsung. Es inevitable que, en parte, tal apuesta de diseño recuerde al iPhone 5s y es que este Alpha ha querido dibujarse también con líneas rectas a modo de pequeño y liviano bloque, en el que incluso es posible apreciar unas aristas brillantes por todo el perímetro, que destacan sobre el resto de superficie de los bordes, en aluminio cepillado.

Samsung Galaxy Alpha, primeras impresiones

El Galaxy Alpha es tremendamente cómodo gracias a un tamaño más reducido de lo que ya parece casi estándar. Estamos más que acostumbrados a ver smartphones donde las 5 pulgadas parecen ser el nuevo canon de belleza tecnológica, por lo que encontrarme ahora con un teléfono que mide 4,7 pulgadas me hace hasta pensar que es "pequeño" -qué cosas. Ayuda además que la altura está bastante ajustada (más que en el iPhone 6, que es un poco más alto), por lo que en conjunto el terminal transmite sensación de ser bastante compacto.

Nada llama la atención a nivel de botones y puertos. Los controles de volumen (muy estrechos pero de buena pulsación) se encuentran a la izquierda mientras que a la derecha está la tecla de encendido y bloqueo del equipo. En la parte superior hay un conector de 3,5 mm y un micrófono, mientras que en la inferior tenemos el altavoz, un puerto microUSB y otro micrófono más.

Samsung Galaxy Alpha, primeras impresiones

En cuanto a la espalda, también los coreanos han querido imprimirle un tacto característico, aunque en esta ocasión las rugosidades están muchísimo más disimuladas que en el Galaxy S5, donde el punteado de su superficie es más llamativo al toque de los dedos. Aquí hay diminutas cruces formando un gran entramado que incluso se atreve a colarse por las franjas delanteras del equipo. De nuevo tampoco hay aquí nada memorable: el logo de la marca se coloca como es habitual bajo la cámara, de diseño cuadrado, sensor de 12 MP y acompañada del flash y del sensor de ritmo cardíaco (esta vez eso sí no forman una hendidura profunda como en el S5 sino que están justo a ras de superficie).

Su pantalla ofrece colores potentes y un buen contraste, siendo sus ángulos de visión también buenos. Su respuesta es igualmente más que satisfactoria, aunque en esto, claro, ayuda el corazón que trabaja dentro del equipo: un potente procesador octa-core (cuatro núcleos a 1,8 GHz y otros cuatro a 1,3 GHz) y 2 GB de RAM, que se entienden bastante bien con Android 4.4 y TouchWiz, la omnipresente interfaz de Samsung.

Y hasta aquí estas primeras y breves impresiones. Ahora toca probar más a fondo este Galaxy Alpha y conocerlo al detalle para descubrirte más pronto, aunque puedo ir adelantándose que las sensaciones son muy positivas. De hecho, una pregunta empieza a rondarme la cabeza tras este primer encuentro: ¿por qué el Galaxy S5 no fue así? Espero poder encontrar la respuesta. Mientras tanto no dejes de echar un vistazo a nuestra galería de imágenes y si tienes cualquier duda o consulta que te gustaría que fuese resulta en el próximo análisis del terminal, no dejes de transmitírnosla. Los comentarios son tuyos.

All products recommended by Engadget are selected by our editorial team, independent of our parent company. Some of our stories include affiliate links. If you buy something through one of these links, we may earn an affiliate commission.
Popular on Engadget