Móntate en el Tesla Model 3 con nosotros

Un vistazo de cerca al nuevo coche eléctrico "de bajo coste" de la firma.
Drita
Drita|04.01.16

Sponsored Links

Drita
April 1st, 2016
Móntate en el Tesla Model 3 con nosotros

Tesla presentó en la tarde de ayer de Los Ángeles su nuevo Model 3. Este vehículo tan esperado viene a ser la opción más económica de la casa, un automóvil eléctrico que acerca la magia del fabricante a los bolsillos más "ajustados", colgándose una etiqueta que, sin ser barata, es mucho más accesible para la gente (como sabes hablamos de una cifra de 35.000 dólares).

Aunque este coche no estará disponible para todos los que lo han reservado hasta finales del 2017 (o primeros del 2018), ayer Tesla permitió a toda la gente presente en su rueda de prensa montar una versión de preproducción del vehículo, de forma que nuestros compis de Engadget en inglés no podían perder semejante oportunidad.

Riding in Tesla's Model 3

Por lo que nos cuentan, el Model 3 se siente "enérgico" nada más ponerse en marcha. Pasar de 0 a 60 en seis segundos no es gran cosa al lado del Model S, pero sigue siendo impresionante de ver en funcionamiento para cualquier mortal al que le gusten los coches -y al que no, también. Durante la prueba, un conductor se encargó de hecho de mostrar cómo funcionaba esta función subiendo y bajando una calle cerrada -lástima que el circuito fuera tan pequeño pero es lo que toca con una versión tan temprana del vehículo.

En el interior del Model 3 hay una generosa pantalla de 15 pulgadas (el Model S tiene una de 17" en vertical) colocada en el centro. En cuanto a los medidores, no había ninguno directamente delante del conductor. El velocímetro, por ejemplo, está en la esquina superior izquierda de la pantalla, aunque sigue colocándose en el campo de visión del usuario. Aún con ello, es probable que Tesla todavía tenga detalles que pulir en este sentido, esperándose que use un HUD para proyectar la información relevante en el parabrisas. Más allá de ello, la pantalla también mostraba un mapa del área en el que se encontraba y un reproductor multimedia, opciones que igualmente imaginamos que se verán ampliadas en el futuro.

Durante la presentación, Elon Musk dijo que el coche tenía cabida para cinco pasajeros. Eso en la práctica se traduce (como en la mayoría de los sedanes de tamaño medio) en cuatro adultos y un niño, aunque todos los pasajeros se sentirán bastante cómodos gracias a la colocación de los asientos -resultado de no tener motor en el capó ni en el maletero. El techo, completamente de cristal con una sola viga transversal entre los asientos delanteros y traseros, también ayuda a tener la sensación de que el coche es más espacioso por dentro.

En cuanto al diseño exterior, pocos peros se le pueden poner. Nos cuentan que recuerda mucho más al Model X que al Model S (que no está nada mal), con un aspecto elegante y muy bien trabajado. Seguro que las 130.000 personas que una hora después de la presentación ya tenían reservado el coche opinan lo mismo. Ahora solo tienen que esperar cosa de año y medio para poder conducirlo. Vaya aguante.

All products recommended by Engadget are selected by our editorial team, independent of our parent company. Some of our stories include affiliate links. If you buy something through one of these links, we may earn an affiliate commission.
Popular on Engadget