Image credit:

¡Aibo está vivo!

Share
Tweet
Share
Save


Todos creíamos que Aibo estaba criando malvas y ¡oh sorpresa! ¡resulta que no era cierto! Bueno, no es exactamente Aibo pero sí su primo-hermano -y sucesor- BJ, que ha sido desarrollado específicamente para la investigación y para competir (por ejemplo en Robocup). Mide casi 31 centímetros de alto y corre Linux con procesador ARM11, Kondo KRS-4013, 64MB RAM / 16MB ROM, sensor CMOS de 350k pixel, IR, acelerómetro, y 4x "sensores esféricos" (sic) que permitirían atizar en la yugular de los árbitros sin escrúpulos. Llegará en otoño por cerca de 600.000 yenes (4.583 dólares - 3.362,93 euros)

[Artículo en inglés]

From around the web

ear iconeye icontext filevr