Image credit:

Crónica de una odisea en 3G

Share
Tweet
Share
Save

Sponsored Links


21:30, esa era la hora en la que Engadget se presentaba en las puertas del Gran Vía 28 con una única meta, hacernos con un iPhone para contarles nuestra experiencia con todo lujo de detalles.

En primer lugar hablemos de la asistencia. A primeras horas de la noche, éramos pocos los allí presentes, por lo que las conversaciones en torno al teléfono salían por sí solas (dudas, sugerencias, todo tipo de suposiciones y cual era la tarifa que cada uno pretendía seleccionar). Poco a poco, tímidos visitantes se acercaban a la puerta principal (aún vallada) y dedicaban un par de miradas al pequeño grupo de 8 integrantes que permanecían embobados a sus macbooks.

La inminente llegada de futuros compradores obligó la creación de una lista en la que se iría apuntando cada nuevo asistente, que más tarde, acabo derivando en una gestión casera de tickets numerados que hasta agentes de policía se interesaron por ellos.


Pasaban las horas, y el momento llegaba. A partir de las 6 de la mañana una nueva oleada de gente se unió a la cola, alcanzando las más de 200 personas que pudimos contabilizar instantes antes de la apertura. Un par de minutos después de las 10:00, logramos acceder a la tienda caminando entre fogonazos producidos por las decenas de fotógrafos que allí se encontraban, y que tenían como objetivo principal captar la imagen del comprador número uno.


Ya sentados en el mostrador principal, decidimos la tarifa de consumo para que posteriormente el comercial se encargara del proceso de alta del terminal, así como de su activación. Lamentablemente el proceso se alargó a más de 90 minutos, siendo aún peor para aquellos que realizaran una portabilidad: Tendrían que pagar el iPhone y recojerlo 7 días más tarde, hasta que el proveedor acepte la baja.


En resumidas cuentas, una ejecución pésima, ya que los comerciales allí presentes tenían que consultar por teléfono toda y cada una de nuestras preguntas en cuanto a tarifas, aún más grave cuando el software de venta se colapsaba y bloqueaba todos los cajeros (llegando a reunir hasta 5 comerciales en un mismo PC).


Al fin con el iPhone en nuestras manos, decidimos dar una vuelta por las nuevas instalaciones, dónde pudimos ver la gran apuesta de Telefónica por las nuevas tecnologías. El final de la historia ya lo sabes, colas hasta las seis de la tarde acompañadas de pleno sol, y gente insatisfecha tras ver el temido cartel de "No hay iPhone".

Gallery: Crónica de una odisea en 3G | 30 Photos



Nuestra experiencia comprando el iPhone 3G en los Estados Unidos

Para no perdernos de la fiesta, decidimos también comprar un iPhone 3G en los EEUU. Nuestra travesía sucedió en el estado de Connecticut.

Inciertos sobre la hora en la que sería más apropiado llegar a la tienda, fuimos a comprar el teléfono a las 4:00AM. Para nuestro asombro y agridulce sorpresa, éramos los únicos en la cola (es que no nos gusta la soledad). A eso de las 5 de la mañana llegó la segunda persona, y a las 6AM ya éramos alrededor de 15.

Elegimos acudir a una tienda de AT&T en un centro comercial, principalmente porque esperábamos que exista menos gente que en una tienda normal. Nuestra decisión fue la correcta con respecto a la cantidad de gente, pero lamentablemente la tienda y el centro comercial no se pusieron de acuerdo de antemano sobre la organización y terminamos siendo títeres movidos por expulsiones del centro comercial y las puertas con candados.

A las 7 de la mañana nos permitieron re-ingresar al local, para formar la respectiva cola. A las 8:00 (y ni un minuto antes) se abrieron las puertas. En nuestro caso, intercambiamos un teléfono por el iPhone (pagando los precios respectivos). El trámite se demoró alrededor de 45 minutos, y es que los mismos empleados de AT&T admitieron que el entrenamiento recibido fue muy deficiente, y que los servidores de Apple estaban demasiado congestionados (terminaron por caerse unas horas después).

En fin, aunque debemos agradecer a los empleados de AT&T por su buena voluntad y excelente servicio, nuestra experiencia nos deja un mal sabor de boca por la mala organización y pésima preparación de Apple, AT&T y los mismos locales comerciales (en este caso, el centro comercial de Buckland Hills en Manchester, Connecticut, que nos trató muy mal). Esperamos que las compañías aprovechen la oportunidad para aprender de sus errores y permitir que este tipo de lanzamientos sean cada vez más placenteros para los clientes, que a la final son quienes están pagando por el servicio.

Popular on Engadget

Blue's Yeti X microphone comes with everything you need to sound like a pro

Blue's Yeti X microphone comes with everything you need to sound like a pro

View
Uber will restrict NYC drivers' access to app due to new regulations

Uber will restrict NYC drivers' access to app due to new regulations

View
GNU founder Richard Stallman resigns from MIT, Free Software Foundation

GNU founder Richard Stallman resigns from MIT, Free Software Foundation

View
 FCC approves first commercial use of 3.5GHz band

FCC approves first commercial use of 3.5GHz band

View
What's on TV: 'Spider-Man: Far From Home'

What's on TV: 'Spider-Man: Far From Home'

View

From around the web

Page 1Page 1ear iconeye iconFill 23text filevr