Image credit:

Canon desarrolla el sensor CMOS más grande del mundo

Share
Tweet
Share
Save

¿Te imaginas un sensor CMOS de 202 x 205 mm? Si las dimensiones no te dicen mucho, te recordaremos que este tamaño es 40 veces superior al sensor CMOS más grande que comercializa Canon. Llevado al terreno de lo práctico, con este nuevo sensor podrás grabar vídeo a 60 fps con apenas la luz de la luna (o el equivalente a 0,3 lux). Este sensor permitirá la toma de fotografías nocturnas de alta calidad. Suponemos que astrónomos y reporteros de National Geographic estarán descorchando champán. Tienes la nota de prensa oficial tras el salto.

Show full PR text
TOKIO, 31 de agosto de 2010.- Canon Inc. ha anunciado hoy que ha desarrollado con éxito el sensor de imagen CMOS más grande del mundo1, con un tamaño del chip de 202 x 205 mm. Dado que este amplísimo tamaño proporciona una capacidad de captación de luz muy superior, el nuevo sensor permitirá registrar imágenes con una cantidad de luz equivalente a una centésima parte de lo requerido por una cámara réflex digital profesional actual.
El nuevo sensor CMOS de Canon, con sus 202 x 205 mm, se encuentra entre los chips más grandes producidos a partir de una oblea de 300 mm (12 pulgadas), un tamaño aproximadamente 40 veces mayor que el sensor Canon CMOS más grande disponible comercialmente en este momento.2
En el pasado, al aumentar el tamaño del sensor se producía un aumento del tiempo requerido entre la recepción y la transmisión de las señales de datos, lo que representaba un reto para conseguir realizar lecturas a alta velocidad. Canon, no obstante, solucionó este problema mediante un innovador diseño del circuito, posibilitando la creación de un sensor CMOS de gran tamaño compatible con vídeo. Adicionalmente, la producción del sensor en la más limpia de las llamadas salas limpias, minimiza las imperfecciones y en polvo en la imagen.
Debido a que el mayor tamaño del nuevo sensor CMOS permite captar más luz, será posible fotografiar en entornos con muy poca iluminación. Este nuevo sensor podrá captar imágenes con una cantidad de luz equivalente a un centésima parte de la que actualmente requiere un sensor CMOS de formato completo de 35 mm, lo que permitirá grabar vídeo a 60 fotogramas por segundo, con una iluminación de tan sólo 0,3 lux3.
Entre las posibles aplicaciones del nuevo sensor CMOS de alta sensibilidad se encuentra la grabación en vídeo de las estrellas en el firmamento nocturno, así como a los animales de comportamiento nocturno.
Mediante el desarrollo constante de los sensores de imagen CMOS, Canon abrirá nuevos caminos en el mundo de la expresión con imágenes, tanto en el campo de la fotografía como en el del vídeo.

From around the web

ear iconeye icontext filevr