Image credit:

HTC Desire Z, análisis

Txema Marin
12.10.10
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Sponsored Links


Durante algunas semanas hemos podido probar con detenimiento dos de los teléfonos con Android de HTC más esperados. Por un lado, tuvimos entre manos el Desire HD, sobre el cual ya publicamos un extenso análisis hace unos días. Por el otro, tenemos el que hoy nos ocupa, el Desire Z.

Este teléfono se presenta como el sucesor lógico del Desire "normal", con apenas algunas mejoras y sutiles diferencias además de sus principales rasgos de identidad, que son el acabado metálico y el teclado QWERTY que se esconde bajo la pantalla.

Teniendo en cuenta que en términos de software es prácticamente idéntico al Desire HD, nos centraremos especialmente en el apartado del hardware, mucho más importante y atractivo. Por supuesto, hablaremos también del sistema y las novedades que HTC ha implementado, pero de manera más resumida por aquello de no repetirnos mucho.

Gallery: HTC Desire Z analizado | 33 Photos




Diseño

El nuevo HTC Desire Z cuenta con un diseño y un acabado realmente bonitos y agradables al tacto. Está fabricado en plástico y metal, lo que le otorga un aspecto robusto además de un estilo cuidado y elegante. Destaca en el frontal su pantalla de 3,7 pulgadas de tipo Súper LCD, que ofrece unos colores bastante más realistas que los de su hermano el Desire HD, junto con los habituales botones de Android (Inicio, Menú, Atrás y Buscar) y el trackpad digital -en lugar de la clásica trackball que conocemos de otros modelos como el HTC Hero o el Nexus One-.

En la parte trasera contamos con la cámara de fotos de 5 megapíxeles junto con el flash LED y el altavoz del sistema. Encontramos también la tapa metálica que esconde la tarjeta SIM y la microSD. Cabe destacar que para retirar la tapa deberemos accionar una pequeña palanca lateral para que salte y podamos retirarla. Posteriormente, deberemos quitar la batería de 1.300 mAh para acceder a la SIM y la tarjeta de memoria.


En el lateral izquierdo están los clásicos botones de control de volumen, así como el conector microUSB. En el derecho tenemos, uno encima del otro, el de acceso directo a la cámara y el clip que libera la tapa trasera metálica. En la parte superior vemos el botón de encendido junto al jack de 3,5 mm para auriculares o manos libres.

Por supuesto si apaisamos el teléfono dejando el trackpad en la mano derecha y deslizamos la pantalla, encontramos un completo teclado QWERTY. Posteriormente hablaremos en detalle sobre él, pero por ahora comentaremos que las teclas son de goma y están retroiluminadas en blanco. Cuenta con teclas de acción personalizables y, en general, la experiencia de escritura es muy positiva. Nos hemos encontrado con algún que otro problema a destacar, pero nada que no se pueda solucionar mediante una simple descarga.

Sus dimensiones y peso son 119 x 60,4 x 14,16 mm y 180 gramos con batería, respectivamente.


Hardware

Llamadas

Es importante señalar que a la hora de realizar llamadas, el teléfono funciona a la perfección y sin inconvenientes, salvo por un detalle: su peso. Hablamos de casi 200 gramos, demasiado para un móvil hoy en día. Bien es cierto que este "sobrepeso" lo tiene debido a la presencia del teclado físico; pero debemos tener en cuenta que otro dispositivo similar, como el Motorola Milestone, que pesa 20 gramos menos y su grosor también es menor. A la hora de mantener una llamada de larga duración, puede hacerse algo tosco y pesado pero realmente no es ningún problema realmente preocupante.

En cuanto a sus demás labores como teléfono, gestión de contactos, SMS y demás, su funcionamiento también es muy bueno. Basta con introducir las credenciales de las cuentas a sincronizar -con Google y Facebook es suficiente- para que de manera mágica todos nuestros contactos aparezcan en nuestro teléfono con su respectiva foto de perfil de la famosa red social. Lo mismo en cuanto a restaurar los SMS desde un Android anterior. En todos estos casos, la interfaz Sense de HTC les da un valor añadido realmente atractivo y sobresaliente.


Cámara

Contamos con una cámara de 5 megapíxeles que permite tomar buenas fotos y grabar vídeo hasta en 720p. En cuanto a las fotografías, gracias a las mejoras del Sense, podemos disponer de diversos efectos a la hora de realizar las tomas. Algunas de ellas pueden salir movidas u oscuras, pero para ello contamos con flash LED que nos ayudará a iluminar algo mejor la escena cuando lo necesitemos.

En cuanto al vídeo, la grabación a 720p es más que digna y con una calidad de imagen y de sonido bastante buena. Eso, claro, en días soleados y con muy buena luz. Cuando se nubla o hace mal tiempo, a pesar de ser de día, el vídeo se torna algo borroso y difuminado. Por la noche, es complicado grabar vídeos de calidad con esta clase de dispositivos, pero aun así aguanta el tipo sin mucho inconveniente.

Gallery: Desire Z, fotos desde el propio dispositivo | 18 Photos




Pantalla

En este caso disponemos de una pantalla de tipo Super LCD de 3,7 pulgadas y resolución WVGA (480 x 800 píxeles). A decir verdad, se nota mucho la diferencia de calidad entre una LCD "normal", como la que monta el Desire HD, y la del Desire Z. Destaca el realismo de sus colores, con tonos adecuados, sin exceso de grises y ni sensación de contar permanentemente con un filtro gris sobre la pantalla.

Además, pese a que la superficie táctil arrastra mucha suciedad al tocarla con los dedos, al menos es mucho menos reflectante que la del Desire HD, de manera que, si nos encontramos en plena calle a la luz del Sol, no tendremos que deseárnoslas para tratar de ver en condiciones lo que se nos muestra.


Batería

La batería de iones de litio es de 1.300 mAh, lo que le proporciona un suministro correcto si queremos aguantar el día completo con la sincronización activada a través de las redes móviles. Con un uso mediano nos puede durar perfectamente una jornada completa, pero en el momento en que empezamos a abusar de la cámara o tuiteamos más de la cuenta deberemos ir pensando en encontrar un enchufe cercano o hacernos con una batería de reemplazo. No obstante, con la conexión WiFi activada, sin 3G, su rendimiento es mayor.

Como en el caso del Desire HD, estas baterías se antojan muy insuficientes para el uso que se les da hoy día a este tipo de teléfonos. Cabe señalar que un HTC Hero, lanzado hace más de un año, cuenta con batería de 1.350 mAh, y en algunos países de 1.500 mAh.


Teclado

El principal atractivo de este teléfono reside en su completo teclado QWERTY, escondido bajo la pantalla táctil. Para mostrarlo deberemos sostener el dispositivo en horizonal, dejando el trackpad en nuestra mano derecha, y deslizar la pantalla hacia arriba como en otros dispositivos similares como el Milestone o la PSPgo.

Las teclas son de goma retroiluminadas en blanco. Cuenta con ideas muy buenas y algunos detalles que no nos han gustado tanto. En el lado positivo, encontramos que existen teclas específicas para algunos de los caracteres más utilizados en internet, como "@" y "/", un botón específico para búsquedas, otro para símbolos alternativos y dos teclas de acción personalizables.

Sin embargo, hemos encontrado que la configuración de idioma en el modelo que nos han prestado está únicamente disponible en inglés, sin posibilidad de descargar el teclado en español. Esto nos impide tener acceso sencillo a teclas como la "Ñ" o la posibilidad de poner tildes a las palabras de manera cómoda. Imaginamos que esto será solucionable en el futuro mediante una sencilla actualización del sistema, pero por ahora es un factor negativo importante ya que el teclado es lo más importante de este teléfono y no viene preparado para otro mercado que no sea anglosajón.


Otros

Otros aspectos importantes a destacar en el teléfono son la presencia de WiFi 802.11n, radio FM, GPS, brújula o Bluetooth 2.1 con EDR y A2DP. Se agradece la posibilidad de utilizar el teléfono para acceder a internet mediante tethering, aunque no permite funcionar como hotspot.


HTC Desire Z
Pantalla Super LCD 3,7 pulgadas
(480 x 800 píxeles)
Multitáctil
Procesador Qualcomm MSM 7230 800 MHz
Batería Li-ion, 1.300 mAh
Autonomía En conversación: 590 minutos (GSM) ó 400 minutos (WCDMA)
En espera: 430 horas (GSM) ó 430 (WCDMA)
Memoria RAM: 512 MB
Almacenamiento: 1,5 GB (ampliable microSD)
Sistema Android 2.2 'Froyo' con HTC Sense
Cámaras Frontal: -
Trasera: 5 MPX + Flash LED + Vídeo 720p
GPS
Radio FM
Sensores Acelerómetro
Sensor de luz ambiental
Sensor de proximidad
Medidas 119 x 60,4 x 14,16 mm
Peso 180 gramos
Precio Libre: 459 euros


Software

Android 2.2 Froyo + HTC Sense + HTCsense.com

La combinación de la, todavía, última versión de Android junto con la interfaz propia de HTC y los servicios añadidos que ofrece en su web es garantía de satisfacción asegurada. Como ya vimos en el review del Desire HD, HTC ha mejorado con su toque personal la propuesta de Google con Froyo, solventando algunas de las carencias que podríamos encontrar en la versión sin personalizar del sistema.

Con la nueva versión del Sense se incorporan grandes mejoras como Locations, un servicio de mapas y localización que no necesita de conexión a la red para la navegación en el coche, aunque necesitaremos de ella si queremos acceder a la búsqueda de puntos de interés como restaurantes, gasolineras o cajeros automáticos. Otra mejora agradecida está en la cámara de fotos, que incluye numerosos efectos a la hora tanto de capturar imágenes estáticas como en vídeo, ofreciéndonos una estupenda variedad sin necesitar recurrir a aplicaciones de terceros para aplicarlas. Fast Boot es una opción a la hora de apagar el teléfono que permite volver a activarlo en apenas un par de segundos. La realidad es que el teléfono no se apaga, sino que entra en modo suspensión, como hace cualquier ordenador, manteniendo las aplicaciones ejecutadas residentes en memoria.

Por su parte, HTCsense.com es un servicio que proponen los taiwaneses con el que tener controlado nuestro teléfono desde el navegador del ordenador. Gracias a esta web, tendremos la posibilidad de localizar en nuestro teléfono en caso de pérdida, bloquearlo en caso de robo, eliminar los datos de manera remota, gestionar nuestros contactos, hacer copias de seguridad, etc. Un servicio completamente gratuito que otorga un valor añadido muy importante a la compra de un terminal de estas características.

Multimedia

Sin duda, el gran talón de Aquiles lo hemos encontrado en el aspecto multimedia. Tanto a la hora de ejecutar juegos como de reproducir vídeos AVI más densos de la cuenta, los saltos y ralentizaciones son evidentes. Probando una demo de un juego como 'Asphalt 5' tuvimos una experiencia algo más positiva, aunque en general, le costaba mostrar de manera fluida las carreras. Lo mismo con las series. Probamos a bajarnos algún capítulo y el audio iba bien, pero no así el vídeo, que estaba como a "cámara lenta".

En otros aspectos como la reproducción de MP3, la radio FM o el uso de servicios de música en streaming como Spotify funcionan a las mil maravillas.


Redes Sociales

La integración con redes sociales es realmente excepcional. La sincronización y vínculo de contactos entre Google, Facebook, Twitter, HTC y Flickr es simplemente estupenda y no nos encontraremos con problemas de ningún tipo en ese sentido. Disponemos de aplicaciones preinstaladas dedicadas a Facebook y Twitter, sin olvidarnos de que en el Android Market disponemos de cientos de alternativas igualmente válidas que las predefinidas, o incluso mejores en algunos casos.

Otros


Concluyendo ya, nos gustaría señalar especialmente otros servicios y aplicaciones importantes y atractivas como la posibilidad de hacer streaming de contenidos a un televisor con DLNA para compartir vídeos y algunas funciones de Google muy interesantes como Google Earth, Maps, Reader, Gmail, Picasa, Navigation, Goggles, u otros como Shazam, Spotify o el navegador web con Flash.

Conclusión

En definitiva, las sensaciones con el Desire Z son mucho más positivas que con el Desire HD debido, principalmente, a que es un teléfono del que no esperábamos tanto como el otro. Al no haber tenido las expectativas muy altas, la satisfacción final ha sido mayor en los principales factores a la hora de juzgarlo. A pesar de problemas importantes como el de la reproducción de algunos vídeos, estamos muy satisfechos y es probable que este Desire Z se convierta en un buen ejemplo a seguir para futuros modelos de HTC.



Lo que más nos gusta Lo que menos nos convence
· Su acabado y el diseño, de buenos materiales · Pantalla con tecnología LCD
· La calidad de la pantalla Super LCD · Batería pequeña para lo que exige el dispositivo
· El valor añadido que supone contar con HTC Sense en Froyo · La gestión de los recursos de los que dispone se antoja insuficiente
· Los servicios de HTCsense.com · El sensor fotográfico podría ser mejor, aunque cumple
· El teclado físico, de gran calidad

From around the web

Page 1Page 1ear iconeye iconFill 23text filevr