Image credit:

El iPhone 4 que emitió humo durante un vuelo había sufrido daños durante una reparación

Share
Tweet
Share
Save

Han tenido que pasar varios meses para enterarnos por fin del origen del problema con ese iPhone 4 que causó un buen susto durante un vuelo en Australia en noviembre pasado. Por suerte, ahora sabemos que el incidente no sucedió sin una causa directa y concreta. La Oficina de Seguridad del Transporte australiana publicó el resultado de su investigación sobre el suceso, en donde se indica que la batería del iPhone 4 habría sido perforada por un tornillo. Resulta que el propietario del móvil habría hecho reparar su teléfono en un establecimiento no autorizado por el fabricante, y por equivocación el técnico habría dejado un tornillo en el interior del aparato, que terminó perforando la batería y causando el conato de incendio. Nos queda de lección de que sólo los servicios de reparación técnica autorizados deben tocar nuestros gadgets, o al menos un técnico que sepa hacer las cosas como es debido.

[Vía The Verge]

From around the web

ear iconeye icontext filevr