Image credit:

El robot invertebrado de la Universidad de Harvard aprende a saltar para aterrorizarnos un poquito más (¡en vídeo!)

Share
Tweet
Share
Save

Justo cuando estábamos comenzando a superar nuestras pesadillas con el robot invertebrado de la Universidad de Harvard, sus creadores nos proponen un avance aún un poquito más macabro: su versión explosiva. Nuestro amiguito tiene ahora una variante de silicona rellena de oxígeno y metano que, cuando recibe un chute de electricidad explota y con el violento impacto consigue que sus tres patas se vuelvan saltarinas. Como puedes imaginar, en los experimentos han sometido al "juguete" a todo tipo de maltratos, consiguiendo saltos de hasta treinta veces su altura (vamos que si no fuera por sus cables de sujeción, no nos extrañaría lo más mínimo que uno de estos días lo lograran poner en órbita de un chupinazo). Cruzaremos los dedos para que nuestro gelatinoso protagonista pueda tener una aplicación útil en un futuro... más allá que la de dar grima en el siguiente vídeo, claro.

From around the web

ear iconeye icontext filevr