Image credit:

Samsung, Intel y Telefónica invierten en un sistema de reconocimiento de voz que intercepta conversaciones para adelantarse a tus necesidades

Share
Tweet
Share
Save

Más que el reconocimiento facial o la capacidad para sentir tus dedos en el aire y reaccionar acordemente a sus gestos, la próxima gran meta en la interacción hombre-máquina pasa por la correcta interpretación de las órdenes enviadas por viva voz. Todas las grandes compañías involucradas en la electrónica de consumo tienen sus propios planes en desarrollo, aunque eso no impide que puedan invertir en soluciones externas de su interés como han hecho Samsung, Intel y Telefónica, que se han convertido en accionistas de Expect Labs, que ya contaba con el apoyo de Google. ¿Y qué tiene de especial el software de reconocimiento de voz de esta empresa? Pues que puede adelantarse a tus propios deseos, llegando incluso a introducirse dentro de tus llamadas telefónicas.

La tecnología desarrollada por Expect Labs ha sido bautizada con el nombre ACE, de Anticipatory Computing Engine, y está pensada para realizar acciones u ofrecer información escuchando y analizando tus conversaciones en tiempo real. La idea es que ACE no se limite a trabajar únicamente cuando lo invoques desde el botón correspondiente, sino que permanezca atento durante todo el día a cualquier cosa que puedas decir para obrar en consecuencia.

Intel y Samsung están lógicamente interesadas por las nuevas posibilidades que abre a sus ultrabooks y teléfonos móviles (trata de pensar en un S Voice vitaminado e inteligente), pero el caso de Telefónica es todavía más interesante (y ligeramente perturbador), dado que ACE podría convertirse en testigo invisible de tus conversaciones, interviniendo literalmente las llamadas de voz para obtener información útil.



Un caso concreto en el que podría estar interesada Telefónica es la obtención de direcciones. Por ejemplo, si has estado hablando con un amigo sobre una cena pendiente para esta noche, con solo escuchar el nombre del restaurante y asociarlo al resto de la conversación, tu móvil podría mostrar automáticamente la situación del establecimiento en un mapa junto al teléfono para realizar la reserva. Tan práctica como pueda resultar (estamos hablando de un volumen de minería de datos bastante considerable e intrusivo), no es necesario decir que esta tecnología tiene el potencial para llevar la lucha por la privacidad de nuestros datos a un nuevo nivel.

Por supuesto, quien habla de teléfonos u ordenadores portátiles también puede hacerlo de electrodomésticos inteligentes. ¿Te imaginas un frigorífico capaz de escuchar las conversaciones en la cocina y recordarte que tienes que hacer la compra un día antes de que lleguen invitados a casa? Estamos convencidos de que esta y otras muchas ideas ya han pasado por las mentes de Samsung...

[Vía TechCrunch]

From around the web

ear iconeye icontext filevr