Image credit:

Toyota quiere lanzar automóviles autónomos y con capacidad de evasión para 2015

Share
Tweet
Share
Save

Hace apenas unos días pudimos realizar una toma de contacto con un prototipo de Ford que está siendo utilizado para probar un nuevo sistema de seguridad capaz de frenar el vehículo al detectar un obstáculo en la carretera e incluso de realizar maniobras evasivas automáticamente para evitar un choque. Esta tecnología, que mezcla radares con sensores de ultrasonidos y una cámara, no estará lista como mínimo hasta dentro de cinco años, pero parece que Toyota no piensa esperar hasta entonces.

El fabricante japonés ha anunciado que para el año 2015 espera lanzar en su país natal un sistema anticolisiones de similares características, pensado para avisar al conductor en caso de peligro, activar los frenos o dar un volantazo en el último instante. Lo más interesante es que, según los ingenieros de Ford, si estos sistemas no están ya a la venta no es porque la tecnología no esté a la altura, sino porque en la mayoría de los países las leyes todavía no contemplan la posibilidad de que un automóvil se conduzca solo.

En este sentid, resulta aún más interesante si cabe el detalle de que Toyota también piense lanzar su plataforma de conducción autónoma Automated Highway Driving Assist o AHDA. Los vehículos equipados con esta tecnología combinan control de crucero adaptativo-cooperativo, comunicándose con otros automóviles usando una conexión inalámbrica a 700 MHz para calcular la velocidad de marcha, y el sistema de control Lane Trace Control, que evitan una posible invasión del carril contrario mediante un radar y varias cámaras de alta resolución.

Antes de que pienses en un futuro lleno de Land Cruisers sin conductor (una idea que a priori se nos antoja ligeramente enervante), has de saber que el propósito de Toyota no es lanzar un automóvil capaz de circular por sí mismo al estilo de los Prius de Google. En lugar de ello, la compañía quiere que esta característica se utilice en situaciones concretas y de forma limitada para mejorar la seguridad en la carretera, y para tal fin comenzará a probar el sistema este 15 de octubre en la vía expresa de Shuto, situada en las proximidades de Tokio.







From around the web

ear iconeye icontext filevr