Image credit:

ZTE se sube al carro de Firefox OS 1.3 con sus flamantes Open II y C

Share
Tweet
Share
Save

Una de las cosas que se nos han quedado grabadas a fuego de la presentación de Mozilla en este MWC ha sido sin lugar a dudas su atractivo terminal de 25 dólares, pero la fiesta ha dado para mucho, mucho más. ZTE se ha presentado en Barcelona con nada menos que dos nuevos terminales Firefox OS bajo el brazo, los Open C y II. Dichas unidades no son unas completas desconocidas para nosotros, ya que el fabricante nos adelantó sus intenciones poco antes de que la feria arrancara oficialmente, pero naturalmente no podíamos dejarte con las ganas de conocerlas un poco mejor.

Antes que nada, permítenos comenzar diciendo que ambas unidades ejecutan Firefox OS 1.3, con las ventajas de rendimiento y usabilidad que acompañan a esta plataforma tan centrada en la nube, pero además se enfocan hacia los mercados emergentes y los presupuestos menos desahogados, de ahí sus especificaciones algo más ajustadas de lo normal. Pese a todo esto, ambas propuestas nos han parecido muy correctas dentro de su gama, así que si quieres conocerlas un poco más de cerca no tienes más que pasar tras el salto y ponerte manos a la obra.

Gallery: ZTE Open II y C | 25 Photos



Una vez hechas las aclaraciones de rigor, comenzamos si te parece por el modelo Open II, un terminal FFOS con pantalla TFT de 3,5 pulgadas y resolución HVGA, procesador de doble núcleo (concretamente el modelo MSM8210 de Qualcomm), 256 MB de memoria DDR y 2 GB de ROM. A nivel de conexiones nos encontramos con WiFi 802.11 b/g/n, Bluetooth 3.0 y soporte HSPA+, mientras que su batería se coloca en 1.150 mAh. En lo tocante a su diseño, la unidad se acerca claramente al modelo original al lucir los mismos bordes redondeados y el mismo tono azul metálico del anterior, confiriéndole una distintiva identidad dentro de la familia Firefox.

Le sigue de cerca el modelo Open C, que sube el listón hasta las 4 pulgadas de tamaño (con resolución WVGA) al tiempo que se acompaña de un procesador Snapdragon 200, también de doble núcleo, pero ahora corriendo a 1,2 GHz con 512 MB de RAM. Al igual que el modelo anterior, en su espalda luce una cámara de 2 megapíxeles con enfoque fijo, pero en este caso hablamos de una batería de 1.200 mAh. A nivel estético la casa se ha decantado por un diseño mucho más cuadrado para redondear mínimamente solo sus esquinas, pero también ha querido ofrecer a los usuarios la posibilidad de escoger entre una paleta de color mucho más amplia vistiéndolo de negro, blanco, fucsia, naranja, azul o celeste.

Pasando por alto estas diferencias de aspecto, ambos terminales van muy de la mano en cuanto a acabados, en ambos casos presentándose con una carcasa de plástico de tacto suave y una construcción lo suficientemente sólida como para aparentar resistir bien el trote que le podríamos dar durante el uso cotidiano. Además, dadas sus dimensiones (3,5 y 4 pulgadas respectivamente) consideramos que tienen un tamaño adecuado para adaptarse bien a la mayoría de las manos y poder ser usados sin problemas con una sola.


Naturalmente no podíamos pasar por alto que los dos ejecutan la última versión del sistema operativo del panda rojo, la 1.3. Ésta guarda un aspecto muy similar a las anteriores, ya que la mayoría de sus cambios se han centrado en dar un buen empujón a cuestiones como la estabilidad o el rendimiento. Aun así, su interfaz estrena ahora el nuevo sistema de búsquedas EverythingME, que se encarga de encontrar contenidos simultáneamente tanto en el propio terminal como en la web de una manera más rápida y, por supuesto, efectiva (se abre con solo deslizar hacia abajo y puede incluso servir de launcher para tus apps).

Otro cambio interesante es la posibilidad de saltar entre aplicaciones al desplazarnos desde el borde de la pantalla hacia el otro extremo como en Windows 8, así como la llegada de un nuevo algoritmo de texto predictivo para su teclado. Cumpliendo con estas mencionadas mejoras de rendimiento y usabilidad, en nuestra breve toma de contacto con ambas unidades hemos podido constatar que efectivamente se entienden a las mil maravillas con Firefox OS, respondiendo con una fluidez adecuada a la mayoría de nuestras peticiones, tanto a la hora de saltar entre sus aplicaciones (basadas, como ya debes saber en HTML5) como de curiosear por la red de redes con su navegador.

Por el momento no tenemos datos demasiado concretos sobre su disponibilidad, sabiéndose únicamente que llegarán en algún momento del segundo trimestre del año con un precio aún por determinar. Eso sí, descuida que pegaremos bien la oreja para poderte traer más detalles lo antes posible. Hasta entonces, puedes ir conociéndolos un poco más a fondo con la galería que te hemos dejado unas líneas más arriba.

From around the web

ear iconeye icontext filevr