Image credit:

Facebook DeepFace, una tecnología de reconocimiento facial tan precisa como el ojo humano

0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Los coqueteos de Facebook con el reconocimiento facial vienen de lejos, tanto a la hora de etiquetar automáticamente en tus fotos a los cómplices de tus aventuras, como en sus últimas adquisiciones. El equipo de inteligencia artificial de la casa ha sido uno de los principales beneficiados de toda esta experiencia y por ello acaba de presentar oficialmente DeepFace.

Tras este curioso nombre se encuentra una iniciativa especializada en la verificación de rostros que presume de ser capaz de alcanzar un rendimiento muy parecido al que podría ofrecer un humano en este tipo de tareas (suponemos que refiriéndose a uno que no sea demasiado despistado). Dicho sistema utiliza una red neural de nueve capas para llevar a cabo su cometido y ha sido entrenado para identificar todo tipo de patrones mirando más de 4 millones de fotografías de más de 4.000 personas.



Lo que lo hace tan preciso es el método de frontalización que utiliza, generando un retrato de frente del individuo para facilitarse un poco la tarea. Para entendernos, la plataforma lo que hace es una especie de mapa con las facciones del sujeto y lo combina con una máscara 3D genérica para crear un modelo con el que puede maniobrar hasta dar con una pose mucho más neutra. Gracias a este paso, es mucho más fácil comparar la captura con las que conforman el resto de la base de datos, aunque estas también plasmen una postura, expresión o iluminación algo complicada.

Por futurista y extraño que pueda sonar todo esto, lo cierto es que los trabajadores de Facebook han logrado hacer muy buen trabajo, estimando el índice de aciertos en casi el 97,25 % (como referencia quédate con que los humanos participantes en la experiencia alcanzaron el 97,5 %). La pega del asunto es que todavía tendrás que seguir llevando a cabo el "terrible" esfuerzo de etiquetar a tus contactos, ya que por ahora DeepFace sigue estando en fase de pruebas académicas.

[Vía The Verge, MIT Technology Review]

From around the web

ear iconeye icontext filevr