Image credit:

Probamos el nuevo Citroën C4 Cactus con Multicity Connect

0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Nos hemos desplazado hasta Ámsterdam para probar y ver de cerca el nuevo Citroën C4 Cactus, un vehículo que, como podrás comprobar por las imágenes que te traemos, no dejará a nadie indiferente con su diseño. ¿Y qué hace Engadget en español en este evento de automóviles? Te preguntarás. No cabe duda que la industria está lanzando auténticos ordenadores con cuatro ruedas, así que hemos aprovechado la presentación del C4 Cactus para echar un ojo a su sistema de infoentretenimiento Multicity Connect de Citroën, una solución ya presente en los C4 Picasso y Grand C4 Picasso y que ahora también da el salto en este nuevo C4 Cactus.

Gallery: Citroën C4 Cactus | 42 Photos

La idea de Multicity Connect es enriquecer la experiencia de conducción con una serie de servicios conectados que permitirán recibir información al momento, desde accidentes de tráfico ocurridos en la ruta a datos relacionados con un hotel próximo a nuestra situación, pasando por incluso leer el correo electrónico. Para ello hace uso de un módem 3G de Qualcomm que conectaremos en un puerto USB frontal y que dará conexión a internet a nuestro vehículo. La información se muestra en una pantalla de 7 pulgadas de tipo resistiva, con un menú en el que podremos seleccionar las distintas opciones disponibles. Los controles están divididos en dos zonas: dos columnas, con iconos capacitivos a los lados de la pantalla desde las que poder seleccionar los modos de climatización, información del vehículo, música, navegación, configuración, aplicaciones instaladas y funciones de teléfono; y el propio tablet, desde donde activaremos las opciones disponibles dentro de cada modo.

Esta distribución hace que la pantalla de 7 pulgadas parezca aún más grande, aunque a la hora de interactuar con ella resulta un poco confusa, ya que disponemos de una mezcla de controles capacitivos y resistivos en una única interfaz que podría no resultar del agrado para muchos usuarios.


A la hora de arrancar el vehículo el sistema de aplicaciones necesita establecer la conexión a la red móvil para ofrecer acceso a los servicios. Para ello hay que esperar unos 20 segundos hasta que se establezca la conexión, una tiempo de espera que podría no ser demasiado pesado si no fuera porque la pantalla de carga se mantiene estática y no nos permite seleccionar ninguna otra opción. La navegación a través de los menús es correcta y la curva de aprendizaje es relativamente corta ya que en un par de sesiones entenderemos cómo navegar entre los menús y cómo acceder a las distintas opciones del sistema, sin embargo, creo que su implementación no es la adecuada. La pantalla de 7 pulgadas ha querido ser el centro de gestión del vehículo, así que si estamos en el modo de navegación no podremos revisar al mismo tiempo el consumo instantáneo del vehículo debido a que esta función es un menú completamente individual. Lo mismo pasa con el control de climatización o la música.

Gallery: Citroën Multicity Connect | 16 Photos

Me hubiera gustado ver por ejemplo una segunda pantalla colocada en el salpicadero, junto al velocímetro, para así poder disponer en todo momento de la información relacionada con el rendimiento del vehículo (consumo, depósito restante, etc.), y dejar el panel de 7 pulgadas para las funciones multimedia y aquellas conectadas con el sistema Multicity Connect.

Para el tema musical tendremos varias opciones disponibles. Podremos almacenar canciones en la memoria interna de 16 GB o bien conectar una memoria USB o un iPhone/iPod y acceder a los contenidos con posibilidad de ver las carátulas y los metadatos. En caso de tener ocupado el puerto USB frontal con el Multicity Connect (el módem 3G de Qualcomm), tendremos también disponible un segundo puerto USB escondido dentro de la guantera superior (disponible gracias a la colocación del airbag de pasajero en el techo).

En las aplicaciones disponibles de serie encontramos algunas como Coyote (un asistente de conducción y alerta de radares), la guía Michelín, la aplicación TripAdvisor con la que poder recibir información y opiniones sobre POIs cercanos, una guía de gasolineras que localiza estaciones cercanas con precios actualizados al instante, una aplicación de estacionamientos público que incluso es capaz de informar sobre las plazas libres de algunos, una aplicación del tiempo y el portal MyCitroën.

Además, gracias a la tienda de aplicaciones de Citroën, podremos seguir aumentando el catálogo de aplicaciones instaladas con algunas tan llamativas como Facebook, un lector de correo electrónico, la aplicación de la Wikipedia, varios juegos y algunas utilidades como una calculadora o un conversor de divisas. Estas aplicaciones se caracterizan por funcionar únicamente cuando el vehículo está estacionado.

La propuesta de Citroën es interesante, pero creo que deberían de perfilar muchos aspectos a nivel de software para que la experiencia sea mejor. En determinados momentos es necesario tocar la pantalla para cerrar una ventana de información (aviso de un radar, por ejemplo), y aunque la posibilidad de instalar aplicaciones aumenta considerablemente el abanico de opciones, estas quedan reducidas por la falta de integración con la interfaz. Me gustaría por ejemplo poder disponer de más información de Coyote dentro de los mapas de navegación, o que para subir la temperatura del climatizador no tenga que perder la vista del mapa o tocar tantos botones. La conexión 3G también podría ofrecer una interesantísima opción de punto de acceso, para que los pasajeros pudieran disponer de conexión a internet a través de una WiFi dentro del vehículo.

Son detalles que no requieren demasiada ciencia, ya que son básicamente cambios a nivel de software que ayudarían a que el sistema Multicity Connect sea más completo y cómodo para el usuario.


Como habrás podido comprobar, el nuevo C4 Cactus ofrece una estética bastante diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Monta un sistema de protecciones de poliuretano termoplástico llamado AirBumb, que se encarga de proteger la carrocería frente a golpes, arañazos y todos esos imprevistos que acaban estrenando la puerta de tu flamante vehículo. Está disponible en cuatro colores diferentes y consiguen dar al vehículo un toque desenfadado que podría no gustar al principio, pero que desde luego llamó la atención de todos los peatones de Ámsterdam. Estas protecciones se encuentran colocadas en los extremos de los paragolpes y en las puertas, aunque echamos en falta parte de esta protección en el final del portón trasero, un lugar que suele llevarse todos los golpes cuando el pasajero abre la puerta sin mirar demasiado por ella.


Este nuevo C4 Cactus está disponible con un precio inicial de 13.950 euros para el modelo VTi 75 BVM Smart, siendo el módem USB 3G un accesorio extra por el que tendremos que abonar 379 euros por un año de subscripción -ya sea en el modelo básico descrito o en cualquiera de sus modelos hermanos. ¿Qué te parece este nuevo modelo de Citroën?


La política de Engadget en español prohíbe aceptar regalos que tengan un valor mayor a los 25 dólares, incluyendo productos proporcionados por compañías para análisis. Con la finalidad de obtener acceso a los últimos productos y tecnologías, en contadas ocasiones aceptamos viajes y alojamiento (junto con otros miembros de la prensa). Nuestras opiniones y críticas son siempre propias y carecen de influencia de las compañías. Nuestra línea editorial no está en venta, y nunca lo estará.

From around the web

ear iconeye icontext filevr