Image credit:

Probamos el nuevo Citroën C1 con Mirror Screen

0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Además de ponernos a manos del nuevo C4 Cactus, hemos tenido también la oportunidad de probar el pequeño y resultón C1 de Citroën, un nuevo modelo que llegará a los concesionarios próximamente y que destaca en el aspecto tecnológico por incorporar el nuevo sistema Mirror Screen, que permitirá clonar la imagen de nuestro teléfono en la pantalla de 7 pulgadas del salpicadero. Hemos podido darnos un paseo a manos de esta tecnología, así que vamos a contarte qué nos ha parecido.

Gallery: Citroën C1 con Mirror Screen | 28 Photos

Mirror Screen es el resultado de unificar dos tecnologías ya presentes en el mercado, AppRadio de Pioneer y MirrorLink del Car Connectivity Consortium, dando como resultado un sistema de infoentretenimiento bastante completo gracias a la posibilidad de llevar nuestras aplicaciones favoritas directamente al salpicadero del vehículo. La ventaja de este sistema es que permite al usuario tener más libertad a la hora de personalizar la experiencia, pudiendo instalar nuevas aplicaciones directamente en su teléfono sin necesidad de esperar a estar dentro del vehículo. Así por ejemplo, podremos planificar nuestras rutas tranquilamente en casa, para que cuando vayamos a empezar el viaje solo tengamos que conectar el dispositivo y empezar a conducir.

La puesta en marcha es realmente sencilla, ya que solo tendremos que conectar el teléfono al puerto USB del coche y arrancar la aplicación Drive Link, encargada de realizar el enlace entre sistemas Mirror Link. A partir de ahí, la pantalla de 7 pulgadas del C1 comenzará a mostrar la imagen en pantalla del terminal, pudiendo lanzar el navegador GPS por defecto (Waze en nuestra prueba), escuchar música o realizar una llamada de teléfono.


Este sistema obviamente no se limita a Citroën. Cualquier vehículo compatible con Mirror Link podría establecer una conexión con tu teléfono siempre y cuando tengas instalada la aplicación Drive Link (si es compatible). En nuestro caso, Citroën tenía preparados varios Galaxy SIII con Drive Link, y la conexión con el vehículo fue muy rápìda y eficaz.

Uno de los inconvenientes que le vemos es que el copiloto no podrá utilizar el teléfono, ya que de lo contrario perderemos la conexión. Salir de la aplicación (aunque se ejecute en segundo plano) provocará que perdamos la información que veíamos en la pantalla del salpicadero, por lo que revisar Twitter, Facebook o cualquier otra aplicación que no sea la música, el navegador o el teléfono estará totalmente prohibido si no quieres perder la imagen duplicada en la pantalla. El sistema debería de recibir nuevas aplicaciones compatibles, pero teniendo en cuenta que tiene más de dos años de vida, mucho nos tememos que sistemas como CarPlay o Android Auto le comerán terreno en cuanto comiencen a llegar al mercado.


Mirror Screen es sin duda una solución mucho más interesante que el sistema integrado en el C4 Cactus, sin embargo, nos da la impresión de que han tenido tiempo suficiente para crecer, y a día de hoy llega tarde para hacer frente a las dos grandes sombras que acechan el panorama automovilístico. Echamos en falta un mayor número de aplicaciones compatibles, o al menos un portal de la mano de Citroën especialmente pensado para sacar el máximo provecho de esta función (cosa que curiosamente sí está disponible en la opción de infoentretenimiento del C4 Cactus).

Este nuevo C1 llegará a los concesionarios con un precio que comenzará en los 9.950 euros, una cantidad a la que habrá que sumar 400 euros si queremos la pantalla de 7 pulgadas con Mirror Screen.

Gallery: Mirror Screen en Citroën C1 | 27 Photos

From around the web

ear iconeye icontext filevr