Image credit:

Microsoft dice adiós a las contraseñas con Windows Hello

0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

En la pasada conferencia de Windows 10, Microsoft dio detalles de su nuevo sistema de inicio de sesión, un método que utilizaría diferentes opciones basadas en lectores de huellas, reconocimiento facial y reconocimiento de iris. Pues bien, hoy es el día en el que la compañía muestra al mundo Hello, un complemento del sistema que con la ayuda de un sensor infrarrojo, un lector de huellas o un escáner ocular ayudará a mantener una mayor seguridad en el equipo del usuario. De esta forma se pondrá fin a la necesidad de introducir una contraseña cada vez que iniciemos el ordenador o tengamos que hacer cambios en el sistema, del mismo modo que desbloqueamos un teléfono con la huella dactilar.

Pero, ¿qué ocurre cuando no disponemos de un equipo con toda esta parafernalia biométrica? Ahí es donde entra en juego Microsoft Passport, una sección que se encargará de almacenar tu contraseña personal y para verificarla posteriormente cuando el sistema lo requiera introduciendo únicamente un código PIN. Todos estos datos (incluidos los capturados por los sensores biométricos) se almacenarán siempre cifrados de manera local, y nunca en los servidores de Microsoft.

En principio los que actualmente andan probando la beta de Windows 10 no podrán jugar con estas nuevas funcionalidades, pero el director de ingeniería de Microsoft, Scott Evans, asegura que muy pronto podrán hacerlo. En cuanto al hardware necesario, los de Redmond ya trabajan con los principales fabricantes de hardware para que vayan ingeniándoselas para incluir este tipo de sensores en sus equipos, aunque a día de hoy, aquellos con tecnología RealSense 3D de Intel serán perfectamente compatibles con Hello. No es que haya demasiados dispositivos con esta tecnología en las tiendas, pero al menos es una buena noticia.

Windows Hello

From around the web

ear iconeye icontext filevr