Image credit:

Conocemos cómo funciona Make Up Genius, la app de reconocimiento facial de L'Oréal

Drita, @drita
03.18.15
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Antes de que salgas espantado por la temática que se presenta, te lo advierto: este artículo sobre reconocimiento facial te va a gustar, y el tema del maquillaje, aunque presente, no es más que una (buena) excusa para explicarte la interesante tecnología que se encuentra detrás de este sistema. Puesto en aviso, te cuento un poco más sobre qué estuve haciendo ayer en las oficinas de L'Oreal de Madrid. La firma de cosmética anda presentando su aplicación Make Up Genius, una solución que ya fue estrenada meses atrás en otros países y que ahora desembarca oficialmente en España con miras a llevar la realidad virtual al mundo del maquillaje. Para ello, L'Oreal se apoya en una start-up creada en 2013 llamada Connected Beauty Incubator, encargada de desarrollar proyectos de investigación I+D para la casa y que a su vez colaboró con Image Metrics, una firma especializada en análisis y reconocimiento facial cuya tecnología ha sido empleada en campos muy diversos como el juego 'Grand Theft Auto V' o la película 'The Curious Case of Benjamin Button' ('El curioso caso de Benjamin Button').

Make Up Genius usa una tecnología de reconocimiento facial en movimiento y en tiempo real capaz de hacer que tu teléfono o tablet funcione prácticamente como un espejo. Pensada para emplear la cámara delantera del equipo, la app se encarga, tras un escáner previo bastante rápido, de analizar los rasgos de la cara, permitiendo tener un registro bastante detallado del volumen de la cara, proporciones y rasgos. Para conseguirlo, se basa en un complejo algortimo basado en el análisis de cientos de rostros de diferentes etnias y utiliza un complejo mapeo facial basado en tres núcleos fundamentales: el rastreo de la cabeza, con la captura de su movimiento y el seguimiento de sus rotaciones (hasta 60 grados); el rastreo de las expresiones, captando hasta 64 puntos de la cara y 100 expresiones faciales; y el análisis de texturas, teniendo en cuenta las dimensiones de volumen.

<img alt="Guive BALOOCH, L'Oréal, Director of the connected Beauty Incubator" src="http://loreal-dam-front-resources-corp-en-cdn.brainsonic.com/ressources/media/photo-120168-guive-balooch-looreal-director-of-the-connected-beauty-incubator.html" /><p><iframe allowfullscreen="true" class="player" frameborder="0" height="782" mozallowfullscreen="true" scrolling="no" src="http://loreal.dam.front.corp-en.cdn.brainsonic.com/index.php/player-html5-201a975f34fddd229e356462a32d294d.html" webkitallowfullscreen="true" width="782">Guive BALOOCH MAKE ME UP !</iframe></p>

El procesamiento de color y de luz son también fundamentales en el análisis y el algoritmo igualmente los contempla, por lo que la aplicación rinde igual en diferentes condiciones de luz (que afectan a cómo la cámara capta la imagen de tu cara). Toda esta palabrería no solo resulta atractiva en el papel; a la hora de probar la aplicación, se puede comprobar que los resultados son realmente buenos y el reconocimiento facial funciona sorprendentemente bien -reconozco que al principio andaba algo incrédula ante las posibilidades de la aplicación. Incluso en variaciones de iluminación la aplicación se comporta, y solo he dado con ciertas condiciones especiales (como un foco de luz extremadamente muy potente en un lado de la cara o el reflejo de la pantalla del PC sobre unas gafas de vista) que han provocado que el escaneo se maree durante unos segundos.

En las dos capturas de pantalla que encabezan este artículo tienes dos ejemplos sobre mi rostro. El de la izquierda está hecho en condiciones de muy baja luz y yo ya estaba maquillada -aunque no con los colores con los que aparezco en la imagen, obviamente. En la captura de la derecha, la luz es mucho mejor y tengo la cara 100% lavada y libre de pinturitas. Como ves el reconocimiento rinde igual en ambos casos.

La aplicación es capaz incluso de aplicar el maquillaje sobre el rostro aunque se lleven gafas, de forma que las personas que las usen no deberían tampoco preocuparse. En cuanto a la interfaz, resulta sencilla y amigable, con opción a poder aplicar diferentes elementos por separado -las máscaras de pestañas aún no están disponible pero llegarán pronto, por si su ausencia no te dejaba dormir- o elegir looks predeterminados. Ni qué decir tiene que las imágenes que ves en pantalla de tu maquillaje podrán compartirse en las redes sociales, guardarse en favoritos y, claro está, acceder a su compra online, a través de la asociación de L'Oréal con diferentes distribuidores (de momento la oferta es escasa, pero prometen ampliarla en breve).

Florent Valceschini, director de proyectos de la incubadora de L'Oréal, me contaba que la idea es que no se entienda Make Up Genius como una aplicación solitaria, sino como una plataforma, con miras a evolucionar, actualizarse y ser capaz de aplicarse en otras áreas (imagina por ejemplo en el campo de tratamientos de piel). Valceschini entiende el mundo de la cosmética como una combinación de belleza, personalización y tecnología, y con la aplicación sin duda pone de manifiesto que el último campo mencionado tiene más fuerza de lo que podíamos imaginar.

Make Up Genius está disponible de manera gratuita tanto para Android como para iOS, aunque se encuentra especialmente optimizada para esta última -ya que reconocen que el mundo androide es extremadamente grande y no pueden controlar que todas las cámaras frontales ofrezca el rendimiento adecuado. Avisado/a quedas.

From around the web

ear iconeye icontext filevr