Image credit:

Kepler 452b: Por fin un planeta que se parece a la Tierra

0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

La NASA ha anunciado que su telescopio Kepler ha descubierto el Kepler 452b, un exoplaneta ubicado en la zona habitable de una estrella de tipo G (es decir, una estrella muy similar a nuestro sol). El planeta es un 60% más grande que la Tierra, y aunque lo investigadores no saben exactamente si alberga vida (obviamente), sí creen que tenga una buena superficie sólida y rocosa. Pero dejando a un lado si tiene suelo sólido o no, algo de lo que sí han comentado es que tendría el doble de gravedad de la Tierra, y que su atmósfera sería más densa y nubosa.

Otro detalle curioso es que su órbita es algo más lenta que la de la tierra, necesitando 385 días para dar la vuelta a su estrella, sólo un 5% más que el tiempo requerido en la tierra. No es la primera vez que el Kepler se dedica a encontrar planetas con capacidad de albergar agua, sin embargo, en esta ocasión las condiciones son bastantes similares a la de la Tierra, por lo que hacen de este 452b un caso bastante especial. ¿Querías vida en otro planeta? ¡Aquí llega tu esperanza!

From around the web

ear iconeye icontext filevr