Image credit:

Así es Robin, el 'impresionante' teléfono de Nextbit

Drita, @drita
09.01.15
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Y por fin queda el misterio resuelto. Hace unos días te chivábamos por aquí que la gente de Nextbit -formada por exempleados de Google, Apple y Amazon, entre otros- estaba ultimando los detalles de la presentación de un nuevo teléfono que vería la luz el 1 de septiembre y que sería, en palabra de sus creadores, "impresionante". Pues bien el día de la verdad ha llegado y con ello el destape de Robin, un terminal que como nos temíamos imaginábamos centra toda esa expectación creada alrededor de él en su sincronización con la nube.

Robin cuenta con un diseño bastante característico por sus líneas rectas y su forma de bloque -Scott Croyle, antiguo jefe de diseño de HTC anda en el equipo-, y a juzgar por nuestro compañero Chris Velazco de Engadget en inglés, su construcción es bastante buena, con un acabado en dos colores muy resultón. Su pantalla tiene un tamaño de 5,2 pulgadas con una resolución de 1080p y en su interior corre un procesador Snapdragon 808 de Qualcomm junto a 3 GB de RAM, disfrutando además de puerto USB Type-C.

Como decimos, su principal atractivo se encuentra en su soporte en la nube, gestionado por una interfaz sobre Android Lollipop bastante limpia. De esta forma, el almacenamiento interno de Robin es de 32 GB, a los que hay que sumar 100 GB extra disponibles en la nube, a la que el propio teléfono enviará datos y aplicaciones que no han sido usados durante un buen tiempo para no ocupar así espacio innecesario en el terminal. Una especie de reciclador automático+almacén para guardar trastos, vaya, que te ahorrará la tarea de tener que borrar cosas en el teléfono, indica Nextbit.

Cuando Robin borra una aplicación que no has estado usando, una señal o "recuerdo" de la misma se queda en la pantalla de inicio, además de iluminarse un conjunto de LEDs en la espalda para indicar que se encuentra sincronizando; una acción que siempre podrás modificar en caso de que te arrepientas de su envío al limbo. Los 100 GB son evidentemente gratuitos y la compañía no descarta ampliarlos si observa que hay suficientes usuarios que llegan casi al tope de este espacio. La nube es la clave en este terminal y por tanto Nextbit quiere ofrecerla como una parte crucial del sistema, no como un simple complemento secundario.

En cuanto al resto de prestaciones, el terminal disfruta de altavoces frontales, escáner de huella dactilar en el lateral, NFC y de una cámara principal de 13 megapíxeles. Viene además con el bootloader desbloqueado, de forma que aquellos que adoren trastear con un teléfono androide, podrían encontrar en Robin un buen aliado.

Nextbit acaba de poner a Robin en Kickstarter, buscando así conseguir la financiación necesaria para poner en marcha su proyecto. El precio del equipo parte de los 299 dólares (unos 264 euros al cambio) y su distribución, si todo sigue su curso, comenzará a finales de este mismo año. ¿Conseguirá la nube de Nextbir conquistar al personal con este "impresionante" nuevo smartphone?

From around the web

ear iconeye icontext filevr