Image credit:

Un vistazo al Microsoft Surface Book

0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Después de mucho tiempo, Microsoft ha lanzado por fin su propio portátil. Bueno, en realidad estamos ante un ejercicio más de transformismo tablet-portátil, aunque en esta ocasión los de Redmond han llegado a sorprender con un equipo espectacular que reúne una serie de características realmente interesantes. El Surface Book luce como un portátil de siempre, pero una vez que realiza el truco de la pantalla nos damos cuenta de que estamos ante un tablet convertible.

Gallery: Un vistazo al Microsoft Surface Book | 24 Photos

Algo que hay que tener en cuenta con este Surface Book es que está situado en un segmento bastante peculiar. Por un lado su construcción recuerda mucho al MacBook Pro, portátil al cual supera en potencial, sin embargo resulta más pesado que los Dell XPS y el Lenovo Yoga 3 Pro. Esto podría confundir un poco, pero no hay que olvidar que en ese delgado chasis se esconde muchísimo potencial, que además podremos agrandar con 16 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento (opción que subirá su precio hasta los 2.699 dólares, aunque también habrá una opción de 1 TB, sin precio por ahora).

Curiosamente para despegar el teclado de la pantalla deberemos de pulsar una tecla para desbloquear el sistema de agarre, así que no será tan simple como agarrar y tirar, algo que nos pareció entender durante la conferencia. El problema llega con el feedback que recibimos al colocarla en su sitio de nuevo, ya que en esta ocasión no notaremos ningún click, ni ningún golpe de imanes. No es complicado, pero habrá que pillar el punto de agarre.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


La pantalla de 13,5 pulgadas ofrece un formato 3:2 que da como resultado un equipo más alto de lo normal. El equipo no pesa pesa cuando lo utilizamos en formato tablet (725 gramos), pero sorprende todavía más si tenemos en cuenta el mínimo grosor que ofrece y el potencial que esconde en su interior. En realidad, es más ligero que el Surface Pro 3, así que una mejora importante.

El teclado, además de esconder la GPU, incorpora en su interior una batería extra con la que poder alcanzar las 12 horas de uso (nada mal para un portátil). En cuanto a rendimiento, las pruebas mostradas por Microsoft en la presentación dejaban ver a un Surface Book dando vida a dos pantallas 4K mientras manejaba modelos en 3D. Bastante sorprendente, pero habrá que echarles un vistazo con más tranquilidad para poder sacar conclusiones al respecto. Aún así, este Surface Book tiene una pintaza estupenda.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

From around the web

ear iconeye icontext filevr