Image credit:

Jeff Bezos adelanta a Elon Musk en la carrera de los cohetes reutilizables

0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Sabíamos que tanto Elon Musk con su SpaceX como Jeff Bezos con Blue Origin estaban empeñados en dar el salto al espacio creando un cohete que sea capaz de volver a la tierra sin daños, pues bien, parece que el segundo ha conseguido cierta ventaja. Aunque las operaciones de SpaceX estaban bastante avanzadas, ha sido la de Bezos la que ha conseguido llevar una cápsula de tripulación a 100,5 kilómetros de altura y traer de vuelta sin ningún rasguño el cohete BE-3 encargado de llevarla a dicha altura suborbital.

El vídeo que han grabado del momento es espectacular, ya que se puede ver como el cohete cae con una velocidad increíble y empieza a frenar a una distancia de 5.000 pies de altura (1,5 kilómetros). La cápsula de tripulantes por su parte (vacía para estas pruebas, naturalmente), cayó por otro lado con la ayuda de unos paracaídas.

De todas formas debemos de aclarar que las intenciones de cada compañía son muy diferentes, ya que Blue Origin ha buscado únicamente alcanzar una altitud suborbital, una operación que requiere mantener una velocidad de Mach 3.7. SpaceX por su parte, busca alcanzar altura orbital, algo que requiere mantener una velocidad Mach 30 y que obliga al cohete seguir ascendiendo hasta las 90 millas por el impulso, por lo que al final sufre una caída mucho mayor respecto a la de New Shepard, el vehículo espacial de Blue Origin. Este handicap ha impedido por ahora que las operaciones del Falcon-9 finalicen con éxito, algo a lo que tenemos que sumar la dificultad de hacerlo en la plataforma flotante que SpaceX creó para sus pruebas.

From around the web

ear iconeye icontext filevr