Image credit:

4 razones para comprarte un Nexus 5X (y 3 para no hacerlo)

Drita, @drita
12.30.15
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

El Nexus 5X es uno de los nuevos retoños de Google. Un terminal fabricado por LG que busca convencer a aquellos que se quejan de que los de Mountain View se estaban subiendo demasiado a las barbas con precios que ya no suponen el económico desembolso de los Nexus de antaño. ¿Eres una de esas personas? ¿andas estos días pensando en su compra? Quizás los puntos que te planteo tras el salto te ayuden a aclararte mejor. Sígueme y te cuento.

Gallery: Nexus 5X | 21 Photos

4 razones para comprar un Nexus 5X

  • Android 6.0 es un gran sistema operativo. En estos momento disfrutar de la dulzura de Marshmallow está solo al alcance de unos pocos, por lo que traerlo de serie es sin duda un punto a favor a la hora de hablar de este Nexus. Android 6.0 se constituye como una plataforma cada vez más madura a la que no paran de llegar actualizaciones más y más útiles como un menú de aplicaciones mejor organizado y eficiente, un desplegable para compartir archivos más práctico o el soporte para la lectura de huellas dactilares, por citar solo tres ejemplos. El control de permisos de aplicaciones también se ha modificado para ser mucho más inteligente ahora (podrás decidir qué permisos otorgas y cuáles no en cada app) así como la gestión de la RAM. Interesantes ventajas todas que apreciarás y valorarás.
  • Buen rendimiento general. El Nexus 5X es un teléfono de buen rendimiento, algo que notarás tan pronto como empieces a usarlo. Evidentemente el citado Marshmallow juega una baza importante en esta ecuación, ayudando a que el terminal se muestre fluido y bastante ágil a la hora de ejecutar tareas y lanzar aplicaciones.
  • Diseño ligero y cómodo en la mano. El Nexus 5X es bastante manejable y sobre todo increíblemente ligero. A pesar de no ser tampoco un teléfono que destaque por su delgadez, al cogerlo tendrás la sensación de que estuviera hueco por dentro. Eso ayuda a que sea muy cómodo de transportar en un bolsillo y que, unido a su pantalla, resulte manejable al ser usado con una mano.
  • Precio ajustado. Lo decía al comienzo de este artículo: el Nexus 5X es este año la opción "alcanzable" dentro de la familia googliana. La firma de Mountain View lleva mucho tiempo siendo criticada por haber perdido "la esencia Nexus", asentada en tres pilares básicos: la instalación de un Android limpio, la promesa de ser los primeros en actualizarse y el contar con una etiqueta muy golosa. Este último punto fue adulterado ya con el lanzamiento del Nexus 5, sin embargo, ahora han sabido rectificar con esta nueva versión –tienen además el margen del Nexus 6P fabricando con Huawei-, que en el mercado estadounidense se sitúa en los 379 dólares (479 euros descaradamente convertidos en su tienda oficial en España, eso sí).

3 razones para no comprar un Nexus 5X

  • El lector de huellas no es tan rápido como gustaría. Y es que estamos muy mal acostumbrados. El lector de huellas que Samsung tiene incorporado en sus últimos Galaxy o el rapidísimo Touch ID de los nuevos iPhones dejan un poco en pañales al lector de este Nexus. No es que funcione mal, no me malinterpretes, pero el tipo de presión que debes hacer es diferente, diría que más prolongada que la que hay que ejercer en los citados teléfonos de la casa coreana o de la manzana. El hecho de que esté en la espalda provoca además que muchas veces toques la lente de la cámara sin querer, algo que tampoco gustará mucho a los más obsesivos.
  • No respira aire premium por ninguna esquina. Si existiera un concurso de belleza dentro del mundo smartphone, te aseguro que el Nexus 5X no lo ganaría. El teléfono tiene un diseño simple y sus materiales de plástico constituyen un conjunto bastante normalito y simple que hacen que se sienta un teléfono barato. Hasta su peso (que lo hemos señalado como una ventaja) puede suponer aquí un punto más para tener la sensación de que no es un equipo robusto y sólido (algo que a mucha gente le gusta sentir en sus manos al usar un teléfono).

  • Nadie podrá dejarte su cargador. No quiero poner en duda que usar la tecnología USB Type-C sea dar un paso hacia adelante, pero ir de avanzado por la vida también tiene sus pegas: si te dejas el cargador y el cable en casa, estás vendido. El Nexus 5X usa un cable con dos conectores USB Type-C y un enchufe con dicho puerto –a diferencia por ejemplo del iPhone, que si bien sigue necesitando un cable propio, puede hacer uso de cualquier enchufe con puesto USB tradicional-, de forma que vas a tener que llevarlo contigo siempre, vayas a donde vayas. No te valdrá pedírselo a nadie. Tenlo muy en cuenta si sueles moverte.

Bonus extra: 2 prestaciones que te dejarán tibio

  • La cámara no conquistará a los más exigentes. El Nexus 5X monta un sensor trasero de 12,3 megapíxeles del que no tengo grandes quejas... pero al que tampoco puedo regalarle grandes alabanzas. Es cierto que arroja resultados superiores a sus antecesores, pero que el tuerto sea el rey en el país de los ciegos, no siempre justifica que abramos la botella de champán. La cámara ofrece imágenes de buena calidad en ambientes con luz, encontrando así capturas detalladas y de buen resultado, sin embargo, no ocurre igual cuando la luminosidad brilla por su ausencia. En esos casos, observarás algo de ruido y una pérdida de calidad de imagen que podría no ser de tu agrado. El disparo al menos es rápido así como su enfoque, de forma que no podrás quejarte de ninguno de estos dos aspectos cuando uses el Nexus 5X para inmortalizar tus escenas. El botón de encendido del teléfono puede actuar además como lanzador de la cámara, de forma que con un doble toque de tecla tienes abierto y preparado el sensor para tus fotos.

  • Su batería no tiene sorpresas. Ni para bien ni para mal. El Nexus 5X cuenta con un módulo de 2.700 mAh que no te dará ninguna alegría extra durante su uso. En caso de que quieras pruebas 100% objetivas, te contamos que nuestra típica ronda de reproducción continua engadgetera alcanzó las 8 horas y los 45 minutos antes de caer; si te interesa una opinión un tanto más personal, debo decirte que el teléfono aguanta la típica y esperada jornada, con un uso medio-alto, tras la cual necesitarás un enchufe cerca si quieres pretendes arrancar un nuevo día.

From around the web

ear iconeye icontext filevr