Image credit:

Probamos el nuevo y compacto Chevrolet Bolt EV

Share
Tweet
Share
Save

Durante el CES tuvimos la oportunidad de probar el nuevo Chevrolet Bolt EV, un vehículo compacto completamente eléctrico que prepara su lanzamiento al mercado con un precio realmente interesante: unos 30.000 dólares. El vehículo es realmente cómodo de conducir, y aunque es un modelo de medidas reducidas, en su interior se ha conseguido ofrecer un habitáculo cómodo gracias a la reducción de unos centímetros de grosor de los asientos delanteros. Pero si hay algo que nos llama la atención del Bolt EV es su abanico de habilidades tecnológicas. Para empezar, su motor eléctrico nos brinda una experiencia de conducción suave y cómoda, ofreciendo además una aceleración desde cero bastante buena que seguro que sorprenderá a los que lo conduzcan por primera vez.

Gallery: Chevrolet Bolt EV | 31 Photos

Este motor eléctrico cobra vida gracias a unas baterías que le ofrecen una autonomía de unos 320 kilómetros tras una carga completa de 9 horas (con el cargador de 240 V). A diferencia del Volt original, este modelo prescinde del generador de gasolina para apoyarse exclusivamente de la energía eléctrica del enchufe.

Otro detalle realmente llamativo es que en el Bolt todo son pantallas. En el lado del conductor nos topamos con un panel de 8 pulgadas en el que se muestra todo tipo de información relacionada con la conducción, desde autonomía restante a la velocidad, mientras que en la consola central una pantalla de 10 pulgadas mostrará un menú perfectamente personalizable que además se ajustará según el teléfono móvil que tengamos emparejado (así podremos tener varios perfiles configurados). Por si fuera poco, el sistema es compatible con Android Auto y Car Play, por lo que sólo tendremos que conectar el teléfono al puerto USB para comenzar a usarlos. Pero todavía hay más, ya que los teléfonos compatibles con carga inalámbrica podrán cargar la batería por contacto gracias a la base de carga situada tras la palanca de cambios.


Tampoco podíamos olvidarnos del espejo retrovisor, ya que al contrario de lo que podrías pensar, también esconde tecnología punta. Ofrece dos modos diferentes. Uno es el espejo tradicional de siempre, donde veremos los asientos traseros y la vista a través del cristal trasero, mientras que el otro modo activará una pantalla que ofrecerá una vista panorámica generada por la visión de cuatro cámaras colocadas en el parachoques trasero. La vista es perfecta y ayuda muchísimo a la hora de estacionar, pero tenerla siempre activada mientras se conduce podría confundir a aquellos que estamos acostumbrados a utilizar el espejo de siempre.

Como puedes comprobar este Bolt EV es una apuesta realmente interesante que demuestra que no todos los vehículos eléctricos con grandes avances tecnológicos tienen que ser modelos caros y de gran envergadura. Lamentablemente los planes de comercialización fuera de los Estados Unidos están bastante en el aire, así que tendremos que ver qué tal funciona en el país norteamericano y esperar a que el fabricante se anime a extender la producción al viejo continente.

From around the web

ear iconeye icontext filevr