Image credit:

Einstein tenía razón: las ondas gravitacionales existen

0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Finalmente los científicos han sido capaces de confirmar una de las partes de la teoría de la relatividad de Einstein. La Fundación Nacional para la Ciencia, el Instituto de Tecnología de California y el MIT han confirmado la existencia de ondas gravitacionales, o lo que es lo mismo, ondulaciones en el espacio tiempo. Sus dos detectores LIGO (Observatorio de Ondas Gravitacionales con Interferómetro Láser) midieron diferencias a escala atómica el 14 de septiembre del año pasado, algo que indicó la colisión de dos agujeros negros (esto también es un nuevo descubrimiento) hace 1.300 millones de años, provocando ondas de gravedad que acababan de llegar a la tierra. Estas ondas han existido durante mucho tiempo, pero no existían pruebas sólidas que pudieran asegurar su existencia. Hasta ahora.

Lo mejor está por llegar, ya que deberíamos de presenciar más avances en un futuro. Las instalaciones existentes pueden encontrar más evidencias, pero se espera instalar una en La India que permita identificar ondas con mayor facilidad y que sea capaz de indicar de dónde proceden.


Además de demostrar que Einstein tenía razón, los resultados prometen cambiar la forma en la que estudiamos el universo. Hasta la fecha, los investigadores han tenido que observar el cosmos a través de la luz y otras formas de radiación magnética, unos métodos que limitaban las investigaciones. Las ondas gravitacionales pueden revelar muchísima información sobre eventos catrastóficos en el universo, como colisiones entre agujeros negros, estrellas de neutrones desmoronándose, supernovas e incluso trazar la línea de expansión del Big Bang. Básicamente podemos decir que los científicos se han quitado un antifaz y a partir de ahora podrán ver mucho mejor el espacio que nos rodea. Y nosotros estamos deseando saber más.

From around the web

ear iconeye icontext filevr