Image credit:

Por qué Xiaomi podría haber fastidiado el MWC a Samsung

A los coreanos quizás les quede muy poco para dejar de ser originales
Share
Tweet
Share
Save

Debo confesar que durante el evento de la presentación del nuevo Mi 5 solo pensaba en que Hugo Barra nos sorprendería de un momento a otro con algún tipo de One more thing. Lo tenía clarísimo. La tapa trasera con cristal curvado fue una muestra de que la gente de Xiaomi no se anda con tonterías. En un resumen rápido podríamos apuntar que dijeron: "Mira, Samsung, nuestra curva sí que es real, nada de bordes rectos". Puede que no se expresaran con esas palabras, pero la imagen de la diapositiva -que tienes a continuación- no dejaba ningún tipo de dudas: querían dejar en evidencia al terminal de los coreanos. Sin embargo, ¿qué hubiera ocurrido si la pantalla del Mi 5 también tuviera bordes curvados? Pues que Samsung estaría en un grave problema.

Y es que, bajo mi punto de vista, Samsung tiene actualmente una carta bajo la manga con la que mantiene la partida a su favor. Es el único fabricante capaz de ofrecer un teléfono con un diseño realmente futurista con el que desmarcarse del resto de fabricantes, empeñados en hacer del aluminio anodizado con bordes pulidos un nuevo estándar que poco a poco se está convirtiendo en ese aburrido plástico que todos terminamos aborreciendo. Ya sea por poder económico, capacidad de producción o, quién sabe, patentes, Samsung es desde hace un año el único fabricante que ha conseguido que un teléfono con pantalla curva triunfe en el mercado (¿alguien se acuerda de la Blackberry Priv?). Pero, ¿y si el fabricnate dejara de tener esa exclusividad?

Ahí es donde parecía que Xiaomi estaba a punto de entrar. El vídeo de presentación del Mi 5 tuvo algunos momentos en los que no se podía saber con exactitud si estaban mostrando la pantalla o la tapa trasera, y fue ahí cuando comencé a pensar en Samsung. El lanzamiento de un "Mi 5 edge" hubiera sido un golpe durísimo para los coreanos, pendientes de mejorar unas ventas premium tan estancadas por la excelente maduración de la gama medida y, precisamente, el crecimiento de las marcas chinas.

Aún así habrá daños colaterales con el Mi 5. Sólo tenemos que compararlo con el S7 de pantalla plana para ver que ambos terminales se encuentran al mismo nivel, mostrando un gran diferenciador entre ellos: el precio.

Mi 5

Galaxy S7

OS Android 6.0 Android 6.0
Pantalla 5,15 pulgadas 5,1 pulgadas
Resolución

1080p

Quad HD
Panel IPS LCD Super AMOLED
Procesador Snapdragon 820 Exynos 8890/Snapdragon 820
RAM 3 GB / 4 GB LPDDR4 4 GB
GPU Adreno 530 Mali T-880/Adreno 530
Capacidad 32, 64 y 128 GB 32 y 64 GB
Redes VoLTE LTE
WiFI 802.11a/b/g/n/ac doble banda 802.11a/b/g/n/ac doble banda
Bluetooth

4.2

4.2
NFC

Cámara

16 Megapíxeles 1,12µm f/2.0
Estabilizador de 4 ejes

12 Megapíxeles 1,4µm f/1.7
Detección por fase del 100%
Vídeo

2160/30p, 1080/60p

2160/30p, 1080/60p
Cámara frontal

4 Megapíxeles 2µm

5 Megapíxeles

Batería 3.000 mAh 3.000 mAh
Peso 129 gramos 152 gramos
Grosor 7,25 milímetros 7,9 milímetros
Dimensiones 62,2 x 144,5 milímetros 69,6 x 142,4 milímetros
Otros Opción acabado cerámico, Quick Charge 3.0, USB Type-C IP68, tarjetas microSD
Precio de partida 235 euros aproximadamente 719 euros
Enlace de interés Anuncio oficial Anuncio oficial

Xiaomi tendría que empezar a comercializar su teléfono en muchísimos países para poder alcanzar a Samsung, pero no cabe duda que en el papel el Mi 5 tiene mucho de qué presumir. Quedan dudas acerca de su rendimiento fotográfico comparado con el sensor del S7, pero en líneas generales estamos ante un terminal que rápidamente llamará la atención de los usuarios con una espectacular etiqueta aproximada de 235 euros. Y ojo que en China el caos ya reina en las oficinas de Xiaomi, ya que en el momento de escribir estas líneas ya se han reservado nada menos que 10 millones de unidades en solo 2 días.

¿Se atreverá en algún momento Xiaomi con un teléfono de pantalla curvada? ¿qué hubiera pasado si un "Mi 5 edge" hubiese hecho acto de presencia? Seguro que en Samsung se están haciendo las mismas (e incómodas) preguntas.

From around the web

ear iconeye icontext filevr