Image credit:

El coche autónomo de Google se choca con un autobús

Los de Mountain View piden que no cunda el pánico
Drita, @drita
02.29.16
Share
Tweet
Share
Save

No es la primera vez que el coche autónomo de Google tiene un accidente, sin embargo, su último altercado es posiblemente el más "escandaloso" de todos. La razón es que el vehículo, un Lexus RX450h, se ha chocado con un autobús en la avenida El Camino Real de Mountain View, tal y como recoge el California DMV y ha confirmado posteriormente la propia Google, claro.

Al parecer, el coche de la compañía tenía que pasarse al carril central tras haber intentado girar a la derecha sin éxito y asumió (al igual que el conductor de pruebas) que el autobús que venía por detrás reduciría la velocidad o pararía para permitirle hacer la maniobra. El Lexus colisionó con un lado del autobús (por suerte a poca velocidad), dañando con ello su guardabarros delantero, la rueda y uno de sus sensores. Aquí la descripción del momento según lo recoge Google:

"El 14 de febrero, nuestro vehículo estaba conduciendo de forma autónoma y se había retirado hacia la vía de la derecha para prepararse para un giro a la derecha. A continuación detecta unos sacos de arena cerca de una alcantarilla de aguas pluviales que bloquean su camino, por lo que se ve en la necesidad de parar. Después de esperar a que algunos vehículos pasasen, nuestro vehículo, todavía en el modo autónomo, empieza a girar hacia el centro del carril a unas 2 millas por hora - y colisiona con el lado de un autobús que pasaba a 15 mph. Nuestro coche había detectado que el autobús se acercaba, pero predijo que nos cedería el paso a nosotros ya que estábamos por delante de él.

Nuestro piloto de pruebas, que había estado observando el autobús en el espejo, también esperaba que el autobús redujera la velocidad o se detuviera. Y podemos imaginar que el conductor del autobús supuso que íbamos a mantenernos en el sitio. Desafortunadamente, todos estos supuestos nos llevaron al mismo punto en el carril al mismo tiempo. Este tipo de malentendidos ocurren entre conductores humanos en la carretera todos los días."

El incidente no fue a más y por suerte no hubo heridos, sin embargo, este suceso marcaría un antes y un después en las pruebas de Google, ya que sería la primera vez que su coche provoca un accidente por una toma de decisión errónea de su software.

Google, sin embargo, no desea ser tan alarmista (no le conviene) y opina que este accidente no es más que una parte normal de la conducción, donde hay una culpa mutua: ambas partes tuvieron ideas equivocadas sobre cómo iba a reaccionar el otro. Los de Mountian View aseguran además que ya han ajustado el software para intentar evitar este incidente (u otro similar) con vehículos como autobuses u otros de gran tamaño en el futuro. Si quieres leer el comunicado al completo (en inglés), puedes hacerlo en el artículo de nuestros compis de Engadget en inglés.

From around the web

ear iconeye icontext filevr