Image credit:

HTC 10: ¿un posible mesías salvador?

Sonido y cámara son las dos principales bazas de un renovado teléfono que deja atrás la sombra de One.
Drita, @drita
04.12.16
Share
Tweet
Share
Save

Sponsored Links

Como bien sabes, hoy se ha presentado en todo el mundo el nuevo HTC 10. Su nombre no es fruto de la casualidad: con él HTC no solo deja atrás el apellido de 'One', tan desgastado en los últimos tiempos; también conmemora precisamente los 10 años que la firma lleva en el sector móvil. Muy simbólico todo. Pero, ¿es realmente este HTC de diez?

Gallery: HTC 10 en nuestras manos | 34 Photos

HTC 10: primeras impresiones

HTC tenía un gran reto en la presentación de este teléfono. El One M7 fue un gran terminal y el M8 supo recoger bien el testigo. Sin embargo las cosas se torcieron con el One M9 y no terminaron de encauzarse con ese One A9 iphonizado del que poco más hemos vuelto a saber. El HTC 10, por su parte, da la sensación de haber dado un paso, en la dirección correcta, hacia el cambio, hacia la evolución.

Esa es la menos la primera impresión que me llevo después de haber pasado un buen rato con él. Para empezar el terminal estéticamente no parece un HTC y eso me gusta. No es que tenga nada en contra de los anteriores diseños, pero todos ellos se parecían demasiado y HTC necesitaba introducir un cambio. Esa metamorfosis llega en este teléfono con un frontal que por lo pronto se despoja de los altavoces frontales, tan característicos en ediciones anteriores, apostando por un cristal completo curvado, en el que ahora se dan cita los dos botones táctiles propios de Android junto a un botón físico central -según la firma esto no es más que la respuesta a una gran demanda por parte de sus usuarios.

El toque diferenciador y de carácter, de todas formas, lo reserva para la espalda, con un bordeado muy marcado y pulido que sin duda va a convertirse en la seña del teléfono. Esta peculiar forma ayuda además a que el agarre se sienta más cómodo, ya que ayuda a acoplarse mejor en la palma de la mano.

La cámara, ahora de dibujo redondeado, se coloca en el centro, junto al flash de doble tono. Es pronto para aventurarme a decir cómo rinde la cámara, aunque en esta primera toma tengo ciertos sentimientos encontrados. Y es que sobre el papel todo suena genial, gracias a un sensor de 12 megapíxeles con tecnología Ultrapixel 2 -ojo: los 12 MP los conseguirás en formato 4:3; para el 16:9 debes bajarte a 9MP-, una buena cantidad de prestaciones adicionales y una interfaz bastante completa; sin embargo, en las capturas que he realizado he notado el autoenfoque lento y el procesado tras la foto igualmente con una demora que haría levantar más de una ceja. Dejaré esta valoración -que me tiene algo mosca- en cuarentena hasta poder contar con una unidad final para análisis.

En cuanto a su pantalla, luce increíblemente bien. Los ángulos de visión son muy buenos, los colores acertados y el brillo potente (aunque no destacable). Su sensibilidad al tacto también es bastante alta, de hecho HTC se ha atrevido a compararse con la competencia, indicando que su panel responde dos veces más rápido que el Galaxy Note 5 o el Xperia Z5 de Sony y que también resulta más veloz que el mismísimo Galaxy S7. No todo van a ser críticas hacia afuera; HTC también asegura que el HTC 10 tarda la mitad de tiempo que el One M9 en lanzar aplicaciones, lo que no es de extrañar teniendo en cuenta el procesador Snapdragon 820 que monta y los 4 GB de RAM de los que se nutre.

Me ha gustado mucho ver la simplificación que está sufriendo Sense. Atrás quedó ese entorno lleno de 20 mil apps y añadidos. Ahora la interfaz es mucho más limpia, gracias a la eliminación de todas aquellas aplicaciones que se superponen y eran accesorias. "Nos hemos quedado con lo mejor de nuestras apps y con lo mejor de las de Google", apuntan. La propia apariencia ha sido perfeccionada para conjugar mejor con el look Material Design de Android y la idea de los temas de personalización (totalmente opcionales) me resulta bastante simpática, presentando un entorno altamente modificable y muy fresco donde e puede jugar con una buena cantidad de iconos o imágenes y personalizarlos según antojo en un panel que se olvida de las cuadrículas de los menús androides -en el vídeo puedes ver mejor cómo funciona. A muchos nos puede parecer algo infantil, no lo niego, pero en el público joven puede tener tirón.

Junto a la cámara el otro pilar fundamental de este HTC 10 es el sonido -que no se corta un pelo en extender sus tentáculos a otras plataformas de la competencia. Como hemos dicho, los característicos altavoces frontales han desaparecido, pero eso es porque se han mudado de sitio. Ahora el woofer (para los bajos) están en la zona inferior y el tweeter (para los altos) en la zona frontal superior del teléfono. El sistema BoomSound HI-Fi se encargará de hacer todo el trabajo, ayudándose además de unos auriculares certificados con puerto USB-C -los primeros del mercado así y que desgraciadamente no hemos podido probar. En cuanto al test de audio que comentábamos en su anuncio oficial, es más complejo de lo que pensaba: la prueba se encargará de medir cómo oímos con cada oído -como cuando vas al médico- y adaptará la reproducción en función de ello.

No quiero cerrar estas primeras impresiones sin hablar de la nueva funda protectora del teléfono. La firma ha mejorado la rejilla, renovando la interfaz que se muestra en su tapa e introduciendo una particularidad: ahora se puede arrancar la cámara y "ver" la pantalla y lo que se está apuntando sin retirar la funda protectora -podrás verlo mejor en nuestro vídeo. Evidentemente la claridad de imagen así no es perfecta, pero seguro que habrá alguna que otra situación en la que se le pueda sacar partido a esta posibilidad. Hay que reconocerle la originalidad a HTC pensando en esto.

HTC España no ha querido/podido comentar nada acerca del precio del teléfono, aunque asegura que su coste no será el que se está comentando en algunos medios, con una cifra de 799 euros -sí, a pesar de que viene indicado así en la web oficial de HTC, se trataría de un error. Eso no significa que el teléfono vaya ser precisamente un regalo ya que la firma asegura que mantendrá un coste similar al de otros buques insignia lanzados con anterioridad. Ahí podría estar la clave de un nuevo teléfono cuya primera impresión me deja optimista, pero que habrá que conocer a fondo para comprobar si, efectivamente, es este el elegido para empujar este malogrado sector de la marca.

Conoce el HTC 10 en vídeo

Popular on Engadget

Engadget's 2019 Back-to-School Guide

Engadget's 2019 Back-to-School Guide

View
Tesla delays price hike for self-driving upgrade

Tesla delays price hike for self-driving upgrade

View
New wristband could predict aggressive outbursts in people with autism

New wristband could predict aggressive outbursts in people with autism

View
Harley-Davidson is exploring electric bicycles

Harley-Davidson is exploring electric bicycles

View
Researchers create electronic lens that works better than the human eye

Researchers create electronic lens that works better than the human eye

View

From around the web

Page 1Page 1ear iconeye iconFill 23text filevr