Image credit:

Philips anuncia que su Health Watch llegará en septiembre

El reloj, con certificación médica, se ha dejado ver de nuevo en la IFA 2016 Global Press Conference.
Drita, @drita
04.18.16
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Nos encontramos en estos momentos en Hong Kong (China), asistiendo a la IFA 2016 Global Press Conference, la reunión anual que los organizadores de la feria celebran, desde hace ya unos cuantos años, para hablar sobre tecnología y marcar algunas de las pautas y tendencias que unos meses más tarde veremos en el evento de Berlín. Por lo general, esta conferencia suele regalarnos más números que gadgets, sin embargo, esta vez Philips ha querido salirse un poco de la norma y ha subido al escenario para hablarnos, entre otras cosas, acerca de su gran apuesta por el sector de la salud y los equipos personales conectados.

Y es que como ya avanzó en la feria de la IFA 2015, la firma cuenta con un nuevo proyecto de comercialización en el que se incluyen varios equipos destinados a vigilar nuestra salud y bienestar, y entre los que se encuentra uno que aún no ha visto los escaparates. Hablamos del Health Watch, un reloj inteligente que se ha hecho bastante de rogar, pero que, si nada falla, finalmente podremos llevar en nuestra muñeca en el mes de septiembre.

Así lo ha confirmado Philips, indicando que el wearable volverá a estar en la edición de la feria del 2016, ya con una etiqueta que debería rondar los 250 euros. Por esa cantidad, te llevarás a casa un dispositivo de diseño sencillo, ligero y resistente al agua, con pantalla circular de tipo E-Ink, autonomía de cuatro días, acelerómetro y sensor óptico de ritmo cardíaco con tecnología propietaria de la casa.

El wearable es capaz de monitorizar nuestro sueño y actividad (pasos, calorías, distancia, etc.), estando permanentemente conectado a la app Philips HealthSuite Health -sí, se llama así-, para poder de estar forma llevar un registro continuo de todas tus medidas y hasta recibir consejos nutricionales y de estilo de vida, con el objetivo de cambiar aquellos hábitos menos saludables que mantengas.

Quizás 250 euros para un reloj que no ofrece nada especialmente particular frente a la competencia te puede parecer caro, sin embargo, Philips espera que el precio se justifique una vez que el wearable obtenga su certificación médica -esta gestión es precisamente la que ha retrasado su comercialización, según recogen en Pocket-lint. Gracias a ella, los datos que se recojan (con el reloj y con el resto de sus equipos de salud) supondrán una información "válida" para médicos y hospitales, sirviendo de apoyo para el tratamiento y seguimiento de cualquier paciente. Habrá que ver si igualmente la gente igualmente está dispuesta a invertir en ello en lugar de apostar por el último reloj de moda...

From around the web

ear iconeye icontext filevr