Image credit:

Kingston Datatraveler 2000: ¿El pendrive más seguro del mundo?

“Inserte el PIN para acceder a sus fotos”.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

A día de hoy la tendencia en la telefonía móvil pasa por incluir un lector de huellas que permita ofrecer mayor seguridad al terminal. Son muchos datos los que manejamos diariamente en nuestro teléfono móvil, desde teléfonos privados, hasta el acceso a nuestra cuenta bancaria, así que debido a la sensibilidad de la información, nos vemos obligados a implementar seguridad extra a nuestros equipos para evitar vernos comprometidos el día menos esperado. Pero además del teléfono, usamos otros dispositivos que podrían contener información importante, como por ejemplo un simple pendrive, así que Kingston ha querido solucionar esta preocupación con su nuevo Datatraveler 2000.

Tal y como puedes ver en las imágenes, este peculiar pendrive incluye un teclado alfanumérico que nos permitirá introducir una contraseña antes de conectar la memoria a un equipo. Esto servirá para desbloquear el contenido de la unidad, ya que hasta que no introduzcamos la clave (que se mantiene cifrada con AES de 256 bits) correcta el pendrive no funcionará. El proceso es muy sencillo, ya que sólo tendremos que pulsar el botón de la llave para empezar a introducir el código de desbloqueo y volver a pulsar la llave para que la memoria se desbloquee automáticamente. El código secreto podrá estar formado por una combinación de 7 a 15 dígitos, un número que no podremos olvidar nunca si no queremos perder la información almacenada en el interior del pendrive.



La decisión de incluir un teclado físico en esta memoria USB 3.0 pasa por no ofrecer ningún tipo de opción a la hora de aplicar técnicas de fuerza bruta o registradores de tecleo, sin importar el tipo, ya sea de software o de hardware. De esta forma se consigue un dispositivo muy seguro que incluso obligaría a sacrificar los datos almacenados en caso de pérdida u olvido del código de seguridad. Además, si alguien introdujese diez veces por error un código falso, la unidad activaría automáticamente la protección contra fuerza bruta y procedería a borrar todo el contenido almacenado además del PIN configurado, pasando a reestablecer la unidad con el PIN por defecto de fábrica (11223344).

Por si fuera poco, el sistema de bloqueo permite activar un modo de solo lectura con un tiempo limitado de acceso. Para ello tendremos que aplicar una combinación con la que activar el modo y especificar el tiempo de acceso a la memoria (todo ello desde el teclado integrado). Es una función más que completa la interesante propuesta de Kingston, especialmente si tenemos en cuenta que todo lo podemos hacer desde el propio pendrive sin necesidad de usar un ordenador.



Este Datatraveler 2000 cuenta con un cuerpo de aluminio de color azul muy llamativo y resistente. Tenemos la impresión de que se trata de una unidad muy duradera sin ser especialmente rugerizada, ya que incluso los botones del teclado presentan una pulsación muy firme. Está disponible en versiones de 16, 32 y 64 GB, con precios de 105, 122 y 193 euros respectivamente.

From around the web

ear iconeye icontext filevr