Image credit:

Esto es la guerra: Opera pone en duda la eficacia de Microsoft Edge

La compañía demuestra con su test que ni mucho menos es inferior a Edge...
Drita, @drita
06.23.16
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

El vídeo envenenado que el otro día publicó Microsoft sobre su navegador Edge va a traer al final más cola de lo esperado, aunque curiosamente no por respuesta de la peor parada en la grabación (Google), sino por acción de Opera, compañía que ha publicado en su blog un extenso artículo donde pone en duda el sonado experimento de autonomía de la gente de Redmond.

Tal es así que, con cierto recochineo, la firma reconoce que nunca le había puesto atención a Edge, en gran parte porque solo está disponible en Windows 10, y que le llama la atención que el navegador se coma en las pruebas de batería a Firefox, Chrome y a la propia Opera. Aún así, reconoce coger el guante lanzado con honor e indica que un desafío así merecería cuanto menos una respuesta.

Lamentándose de no poder replicar las pruebas de Microsoft por la falta de detalles sobre la metodología seguida por la gente de Satya Nadella, Opera ha decidido seguir el procedimiento que realizan siempre para hacer su propia comparativa, navegando por un listado de páginas webs donde se simula de forma automática la interacción en el sitio -de esta forma, se acercan lo máximo posible a una navegación normal por parte de una persona cualquiera.

Los resultados los tienes a continuación:

Como puedes ver, Opera (la última versión para desarrolladores 39.0.2248.0) con bloqueador nativo de publicidad y modo de ahorro energético activado fue capaz de hacer que el portátil estuviera encendido durante un 22% más de tiempo que Microsoft Edge (25.10586.0.0) en un equipo con Windows 10 y un 35% más que la última versión de Google Chrome (51.0.2704.103).

Además de explicar cómo consigue que su navegador sea tan eficaz (desde el pausado automático de plug-ins no utilizados a la introducción de un "ad blocker"), Opera muestra un vídeo en time-lapse en el que se puede comprobar cómo actúa su función de ahorro energético -bajo estas líneas-, al tiempo que da todos los datos técnicos del portátil utilizado en sus pruebas y las condiciones (WiFi, brillo, etc.) establecidas.

La compañía concluye de esta forma que si Microsoft realmente quiere probar que el rendimiento de su navegador es superior, "debería ser transparente" sobre la metodología utilizada, de forma que otros puedan así replicarla. Mientras tanto, si no, la duda siempre se cernerá sobre ellos.

From around the web

ear iconeye icontext filevr