Image credit:

Yi 4K: Hay vida más allá de GoPro

Probamos la nueva cámara de acción de Yi Technology.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Las cámaras deportivas son casi un elemento indispensable en la mochila del buen amante de los gadgets, y desde la coronación de GoPro como rey del mundo de acción, son muchos los fabricantes los que han estado intentando dar con la deseada fórmula del éxito aprovechando el tirón y la demanda que tienen este tipo de dispositivos. Hay modelos francamente económicos que cumplen y ofrecen cualidades suficientes para la muchos usuarios, sin embargo, puede que con el tiempo la rebaja en definición y tasa de imágenes por segundo pesen a más de uno.

Gallery: Yi 4K | 13 Photos

Pero entonces llegó Yi Technology, un fabricante chino que con un producto muy completo demostró al mundo que se podía encontrar el equilibrio adecuado entre precio y calidad, un balance que con la nueva Yi 4K han conseguido volver a demostrar. Y es que este nuevo modelo tiene una carta de presentación bastante aclaratoria: graba en 4K a 30 imágenes por segundo, tiene una batería interna de larga duración y la pantalla táctil de excelente resolución permitirá navegar por los menús cómodamente.



¿Qué más quieres? ¿Y precio atractivo? Pues también. A día de hoy la cámara se puede encontrar por 270 euros en Amazon, pudiendo encontrarla hasta por 220 euros en tiendas del lejano oriente. ¿Merece la pena desembolsar más por una cámara de estas cualidades? He tenido la oportunidad de probar la nueva Yi 4K, y lo cierto es que me ha sorprendido gratamente. La lista de especificaciones ya dejaba ver que internamente estábamos ante un hardware similar al de GoPro, y lo cierto es que los resultados son bastante cercanos.

El sensor Sony que monta consigue ofrecer una definición de imagen muy nítida y con todo lujo de detalles, aunque hemos encontrado un curioso problema de compresión a la hora de grabar en 1080p. Los vídeos en 1080p resultaban estar ligeramente pixelados, algo que no ocurría en el modo 4K, donde la imagen ofrecía una definición realmente excelente. Da la impresión que se deba de una mala calibración del software a la hora de reducir la imagen a 1080p, así es muy posible que este error se haya corregido con la ayuda de una actualización de firmware, por lo que no lo hemos tenido muy en cuenta.



El funcionamiento del estabilizador de imagen no nos ha llegado a convencer, por lo que no lo vemos como una incorporación que merezca la pena destacar. Técnicamente, una GoPro ofrece mejores resultados, ya que consigue algo más de definición, mide mejor la escena en cuestión de exposición, y el rango dinámico es ligeramente mejor que la Yi 4K. Aun así, los resultados de nuestra protagonista son excepcionales, y si recordamos su precio, volvemos a tener la conclusión de que estamos ante un producto realmente interesante.

A todo esto tenemos que sumar una autonomía de la batería extremadamente generosa (unas 2 horas de grabación), además de la pantalla táctil integrada, un elemento no presente por ejemplo en la GoPro Hero 4 Black, que obviamente consume batería, pero que no parece afectar demasiado a la autonomía de la Yi 4K. Echamos en falta algunos modos de grabación, o el modo súper angular presente en las GoPro, así como la presencia de una carcasa acuática incluida en la caja, ya que en caso de querer mojar la cámara tendremos que comprar una compatible por separado (no más de 15 euros).



Estamos ante una de las mejores cámaras de acción que hemos probado en mucho tiempo, ya que ha conseguido ofrecernos una excelente calidad de imagen si afectar demasiado en nuestro bolsillo. Lejos de ser la típica cámara de bajo coste que presume de 4K sin prácticamente poder manejarlos, esta Yi 4K demuestra con creces que tiene muchas aptitudes para ser una de las mejores cámaras de acción del mercado. Puede que no termine de despuntar en algunos aspectos, pero su combinación calidad y precio la convierten en un modelo invencible.

From around the web

ear iconeye icontext filevr