Image credit:

El fin del roaming en Europa llegará con letra pequeña

90 días al año y 30 días seguidos de uso son los límites establecidos que podrías llegar a tener en cuenta.
Drita, @drita
09.06.16
Share
Tweet
Share
Save

La Comisión Europea tiene establecido eliminar los cargos por roaming a los viajeros del continente en junio del 2017. Eso significa que tanto llamadas como mensajes de textos y descarga de datos serán tratados como si el usuario estuviera en su país de origen, sin embargo, tan idílica situación vendría con letra pequeña. Una que merece la pena revisar. Los nuevos planes de la Comisión, propuestos (aunque no aprobados) esta misma semana, indican que los consumidores podrán hacer roaming por Europa durante un total de 90 días al año y siempre sin pasarse de usarlo 30 días seguidos de una vez.

La idea con estos límites impuestos es evitar abusos por parte de los usuarios, quienes podrían aprovecharse de la nueva era sin roaming para comprar una tarjeta SIM y contratar una tarifa más barata en cualquier país europeo y aprovecharlas en su lugar de residencia habitual durante todo el año. Los propios acuerdos de libre circulación establecidos entre los estados miembros de la comunidad europea exigen que cualquier ciudado registre su residencia si permanece más de 90 días en un mismo sitio, de ahí que ese sea el periodo límite.

Desde abril del 2016, los operadores han capado el roaming con cargos de 0,05 euros por minuto en llamadas, 0,06 euros por SMS y 0,20 euros por MB consumido. El nuevo plan establece y baja estos números en 0,04 euros para llamadas, 0,01 euros en mensajes de texto y 0,85 euros por mega, unos cargos adicionales que se aplicarían si el usuario se pasa de los días mencionados.

Para poder constatar donde estás, cada vez que salgas a algún países de la UE y regreses tendrás que iniciar sesión en la red doméstica de tu móvil. De no hacerlo y pasar los 30 días seguidos o los 90 en total, tu operador podría aplicarte cargos extra (o la tarifa que tengas contratada para el extranjero) al entender que sigues fuera de tu país.

Aquellos que tengan llamadas de móvil ilimitadas o un bono de datos también podrían encontrar problemas, según recoge El País. El operador podrá realizar así un baremo del consumo de llamadas y datos promedio de los clientes de una determinada tarifa y establecerá unos límites (imagina: 100 minutos al mes en llamadas y 3 GB de datos). Una vez pasados (101 minutos y más de 3 GB) se cobrará un recargo.

Y es que la regulación permite a los operadores aplicar cargos superiores a los anunciados siempre que demuestren que no pueden cubrir los costes del servicio como en sus países de origen y tenga un margen negativo de al menos un 5%.

Todas estas condiciones forman parte de un borrador que aún debe ser negociado antes de que la Comisión Europea lo implemente de manera definitiva. Aún así, ya puedes ir preparándote porque el fin del roaming no parece que acabe siendo tan bonito como nos lo habían pintado.

From around the web

ear iconeye icontext filevr