Image credit:

Hero5 Black y Hero5 Session: de aventura con las nuevas GoPro

Tirarse por tirolina nunca fue tan divertido.
Drita, @drita
09.20.16
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Tenemos cámaras GoPro nuevas entre nosotros. Como sabes, la compañía estadounidense anunció ayer en la bonita Squaw Valley sus dos regenerados retoños, unos modelos bautizados como Hero5 Black y Hero5 Session que llegan para saciar el ansia de todos aquellos que esperaban ya la siguiente generación dentro de las famosas cámaras de la marca.

Gallery: GoPro Hero5 Black y Hero5 Session: Un vistazo de cerca | 22 Photos

La GoPro Hero5 Session es la más barata de las dos. Con un precio que se planta en los 299,99 dólares/329,99 euros, la cámara presume de un fantástico acabado (con superficie gomosa en gran parte de su cuerpo, lo que facilita el agarre) y de un diseño similar a la popular Hero Session, con ese característico formato cubo tan compacto y manejable de usar. Eso hará que llevar una Hero5 Session contigo sea algo realmente cómodo, perpetuando la esencia de las GoPro, hechas para ocupar poco y estorbar lo menos posible cuando las usas.

Solo tendrás dos botones de manejo para controlar la Hero5 Session. Uno encargado de encender/apagar la cámara y de seleccionar opciones en el menú, y otro, en la parte superior, que toma las fotos o vídeos en diferentes modos según el tipo de pulsación que ejerzas. Tanta simplicidad puede resultar un arma de doble filo: mientras que algunos adoran que la GoPro sea tan sencilla y básica, otros (entre los que me incluyo) preferirían un par más de botones que facilitarán mejor la tarea de moverte por el menú o ejecutar acciones. Y es que hasta que no te haces con los controles -hablo claro de gente que no tenga experiencia con una Session anterior-, el manejo no resulta intuitivo, siendo algo confuso y caótico en los primeros intentos de toma.

Suerte, eso sí, que ahora al menos GoPro ha añadido una nueva funcionalidad claramente diferenciadora con su anterior generación y que podría acabar de convencer a los que no gustan de su escasa botonería: el control por voz. Con soporte para un total de siete idiomas (prometen ampliar la lista en el futuro), la Hero5 Session es capaz de responder a diferentes comandos hablados como pueden ser ordenar que se apague, que empiece a grabar, que tome una foto o que se cambie al modo vídeo (por citar solo algunos ejemplos). Una función tremendamente útil que he podido probar (en español), comprobando que el reconocimiento es bastante bueno -curiosamente, lo único que no he conseguido es que la cámara me haga caso a la hora de decirle que grabe un vídeo; sigo peleándome con ella.

Otro de los elementos diferenciadores respecto a la Session (además de la resolución de fotos que sube a 10 MP y el vídeo en 4K) es la estabilización electrónica de vídeo. En un equipo tan dado a los deportes de aventura, me parece una prestación imprescindible y todo un acierto que GoPro haya decidido añadirla en este modelo -no está disponible, eso sí, cuando grabas en 4K.

En cuanto a la nueva Hero5 Black (399 dólares/429,99 euros), todas son buenas sensaciones. Es cierto que la cámara es más grande que la Hero5 Sessión y ahí pierde algo de ese encanto que tiene la propuesta pequeñita de la casa. Sin embargo, a cambio te llevas una cámara que ahora viene con GPS incluido, ofrece soporte RAW y, sobre todo, disfruta de una pantalla táctil sobre la que poder manejarnos mejor por todas sus funciones. Dicho panel responde bastante bien al tacto y ofrece información muy útil e intuitiva para poder seleccionar el tipo de captura que queremos. Igual que antes comentaba que la simplicidad de la Session me disgustaba, aquí celebro la presencia de esta prestación de la cámara en la que, de forma intuitiva, puedo seleccionar todas las opciones que quiero.

Por si la presencia de la pantalla no fuese ya suficiente para ayudar en el fácil control de la cámara, la Hero5 Black también dispone de control por voz, con la misma buena respuesta que se puede experimentar en su hermana pequeña -aquí, curiosamente, sí que me hace caso además cuando le digo que grabe vídeo.

El dispositivo viene además también con el botón de acción rápida para la captura de imágenes y con el dedicado para encender/apagar la cámara o cambiar de modo. No se olvida tampoco de la captura de audio en estéreo con una reducción avanzada del ruido del viento bastante conseguida por lo que he podido comprobar en mis pruebas.

DCIM\100GOPRO\GOPR0085.JPG

Foto con gran angular con Hero5 Black. Haz clic aquí para ver a tamaño completo.

DCIM\100GOPRO\GOPR0086.JPG

Foto modo lineal (también presente en la Hero5 Session) con GoPro Hero5 Black. Haz clic aquí para verla en tamaño completo.

¿El mayor problema que puedes encontrarte con la Hero5 Black? Pues que además de ser, como ya decía, algo más grande que el modelo Session, su batería se consume con mayor rapidez por culpa precisamente de uno de sus mayores atractivos: la mencionada pantalla. Será algo que tendrás que sopesar, además de su precio, a la hora de decidirte por una u otra, aunque creo que el sacrificio de autonomía puede merecer la pena.

GoPro ha conseguido hacer un buen trabajo con estas dos nuevas propuestas. La marca es un referente en el sector de las cámaras de acción y con estas incorporaciones a su catálogo (ahora más ordenado y reducido) vuelve a dejarlo patente. Su CEO, Nick Woodman, presumía ayer de haber vendido más de dos millones de cámaras desde el nacimiento de la primera GoPro y se mostraba confiado en que con las nuevas Hero5 Black y Hero5 Session no harán más que engrosar positivamente este número. Cualidades para conseguirlo, desde luego, no les faltan.

From around the web

ear iconeye icontext filevr