Image credit:

Amazon Go: el futuro son las tiendas sin cajeros

Entras, coges lo que quieres y te vas. Amazon hará el resto.
Drita, @drita
12.05.16
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Amazon acaba de presentar su última locura: Go. Tras este nombre tan simple y declarativo a la vez se esconde el nuevo proyecto de la gigante californiana que tiene como claro objetivo cambiar (una vez más) la manera en que compramos. Y es que las Amazon Go están destinadas a ser tiendas físicas en las que el usuario no tendrá más que pasar su teléfono móvil con un sensor, entrar, coger lo que desee y volver a salir. Fin. Sin colas. Sin cajeros. Sin esperas. Como estás leyendo.

Para entrar en estas tiendas tendrás que hacer uso de la aplicación 'Amazon Go' en la que previamente, claro está, necesitarás haberte registrado con tus datos personales y bancarios. Una vez dentro, podrás coger una bolsa y coger los productos que desees de las estanterías. Cada vez que pilles uno, automáticamente se añade a tu lista de compra virtual (la cual se actualiza en tiempo real) de forma que cuando acabes y salgas por la puerta de la tienda, el sistema Amazon Go sabrá exactamente qué llevas contigo y procederá a cobrártelo. Tan sencillo y complejo a la vez, sí. ¿Te arrepientes y decides dejar algo en su sitio? No pasa nada: la tecnología empleada por Amazon se encargará de restarlo de tu lista.

Y ¿cómo funciona este entramado? Te estarás preguntando. Amazon no ha dado grandes detalles, pero en su video oficial explica que utilizan visión artificial, algoritmos de aprendizaje y determinados sensores para controlar a cada usuario y las acciones que realiza dentro del establecimiento. A esta tecnología la han bautizado como 'Just Walk Out' y será la encargada de facilitar tu vida cuando entres en estos locales Go, detectando cuándo los productos son cogidos y cuando devueltos, además de monitorizando los elementos que lleves en tu "carro virtual".

Por el momento solo existe una tienda Amazon Go que puede ser disfrutada a modo de programa Beta por los empleados de Amazon (se encuentra en Seattle, en la esquina de la séptima avenida con la calle Blanchard). A primeros del 2017, sin embargo, abrirá a todos los públicos para que cualquiera pueda entrar y comprar. Si el futuro no era esto... no sabemos ya qué puede serlo.

From around the web

ear iconeye icontext filevr