Image credit:

Honor 6X, análisis con lo mejor y lo peor de este nuevo rey en la gama media

Honor tiene un nuevo teléfono del que presumir a un precio que no ahogará tu bolsillo.
Drita, @drita
01.04.17
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Hace unas horas que se presentó en el CES 2017 el Honor 6X. Como ya comentábamos, realmente el equipo no es nuevo, ya que en su momento se encargó de dar la cara para anunciar su llegar al mercado asiático. Eso no quita para que el smartphone haya sido igual de bien recibido en territorio estadounidense, ya que su presentación en Las Vegas supone el pistoletazo de salida para su comercialización no solo en EEUU sino también en otros importantes países que nos ocupan como es España.

Tuve la oportunidad de pasar unos largos días con el Honor 6X antes de aterrizar en la ciudad del juego y el despiporre, de forma que ha llegado el momento de contarte con mucho más detalle todo lo que encontrarás (y lo que no) en este atractivo terminal de la firma hija de Huawei. Continúa leyendo.

Gallery: Honor 6X, análisis | 22 Photos

Lo mejor del Honor 6X

1. Generosa pantalla y buen acabado. El Honor 6X disfruta de una pantalla amplia de 5,5 pulgadas con resolución Full HD a la que, de forma global, podemos darle el aprobado si atendemos a su tamaño y a su brillo. Es cierto que los ángulos de visión no son los mejores y que a veces siento que el deslizamiento del dedo es diferente respecto a otros teléfonos -como si encontrara una mínima resistencia al deslizarlo-, pero esto no enturbia la opinión general de un panel que además está perfectamente encajado en el cuerpo de este Honor.

Hablando por cierto de su fisionomía, el equipo no destaca especialmente por un diseño original, pero se siente bien construido y disfruta de un buen acabado que puede apreciarse incluso en elementos más pequeños como la zona de la cámara o la botonería. Ojo, se trata de un teléfono que no se siente 'premium' en la mano (a pesar del acabado metálico), pero tampoco creo que sea lo que busques si pretendes hacerte con un equipo dentro de su categoría. El agarre además es bastante cómodo y eso que no es el teléfono más delgado del momento (su grosor es de 8,2 mm). A pesar de ello una buena curvatura de los laterales ayuda a que se adapte mejor en la mano.

2. Su lector de huellas. Es sorprendentemente rápido. Nada más que añadir.

3. Es doble SIM. Sigue sin ser un requerimiento esencial para mucha gente, pero, oye, es un plus que lo ofrezca, ¿no crees?. La bandeja es de tipo híbrida, lo que significa que lo mismo puedes usar dos SIMs que puedes emplear solo una y colocar en la otra una tarjeta microSD.

4. El sistema fotográfico de doble sensor. La inclusión de la doble cámara se está convirtiendo con el paso del tiempo en un habitual dentro de la telefonía móvil, pero es cierto que hasta ahora este sistema estaba un poco más reservado para la gama alta del sector. Honor quiere que esto deje de ser así, al menos con su 6X, claro. El smartphone viene con doble cámara trasera, una de 12 MP y otra de 2 MP encargada de tomar información cuando queramos jugar con la profundidad de campo de las fotos. Los resultados, como podrás observar, son bastante buenos para estar hablando de un equipo barato de gama media, con un comportamiento satisfactorio no solo bajo condiciones de buena luminosidad sino incluso con bastante poca luz. Me ha sorprendido además que el teléfono actúe rápido tanto en el enfoque como en la captura de imágenes.

sdr

[Ver foto a tamaño real]

sdr

[Ver foto a tamaño real]

mde

[Ver foto a tamaño real]

dav

[Ver foto a tamaño real]

En cuanto al efecto bokeh, no es su mejor función -fíjate como el efecto no se aplica con la misma precisión por todo el perímetro señalado del muñeco-, pero de nuevo un precio más que ajustado ayuda a que sea más favorables ante el resultado.

edf

[Ver foto a tamaño real]

5. Rendimiento general. El Honor 6X se mueve con soltura en el día a día, demostrando que su maquinaria interna hace un excelente trabajo. No he encontrado ningún tipo de ralentización durante los días de prueba, con un comportamiento más que fluido y una experiencia general bastante cómoda con el equipo.

6. Su precio. Casi nada de lo elogiado líneas atrás tendría sentido si no fuera por el precio de este equipo. Este Honor 6X tiene un coste de 249 euros, suponiendo una de las ofertas más atractivas que recuerdo de los últimos meses en relación calidad-precio. Que por esa cifra puedas llevarte a casa un equipo muy pudiente y con posibilidades tan interesantes como su doble cámara trasera es digno de mención (y agradecimiento) a Honor. Así sí.

Lo peor del Honor 6X

1. La interfaz de usuario y su versión de SO. A estas alturas poco podemos hacer más allá de seguir quejándonos ante un EMUI que muchas veces se siente intrusivo y algo inmaduro. En caso de que ya tengas experiencia con el entorno, no te llevarás sorpresas, topándote una vez más con una interfaz colorida y que ordena las cosas "a su manera". Las múltiples (y accesorias) posibilidades de personalización continúan presentes en una capa que, además de venir con bastantes apps preinstaladas innecesarias, no corre sobre Android Nougat. Honor 6X cuenta con Android 6.0 y, aunque la promesa de que la 7.0 llegará pronto está puesta sobre la mesa, lamentamos que Honor no haya sabido estrenarse directamente con lo último disponible en la plataforma del robot tarde. Tampoco disfrutarás de la última versión de EMUI, claro, estancándose en la 4.1 hasta nuevo aviso.

2. No tiene conector Type-C. Hace un tiempo este conector era un rara avis y ahora exigimos a los fabricantes cambiar el chip. Ya no hay vuelta atrás.

3. La colocación de las cámaras. Tener un módulo fotográfico tan sobresaliente en la espalda no puede más que traer problemas, con muchas probabilidades de quedañes sin querer esta zona con solo dejar el teléfono bocabajo. Muy poco práctico.

From around the web

ear iconeye icontext filevr