Image credit:

Así de rápida será la nueva interfaz de Xbox One

Por fin la pantalla responderá rápidamente al botón Guía.
Share
Tweet
Share
Save

Como ya te comentábamos hace unos días, Microsoft está preparando una serie de mejoras en Windows 10 que estarán enfocadas especialmente en el rendimiento en juegos. Estas novedades también afectarán a Xbox One, que verá como la interfaz conseguirá muchísima más velocidad, pudiendo cambiar entre aplicaciones de una manera más rápida que antes. ¿La razón? Puede que Kinect esté detrás de todo eso.

La barra sensora llegó como un elemento indispensable para la consola, condicionando el precio final del producto y lastrando el éxito a favor de PlayStation 4. El tiempo ha obligado a Microsoft reconocer que dicha estrategia fue un fracaso, y próximamente culminarán la evolución de la consola con una actualización que traerá mayor rapidez a la interfaz de la consola. Básicamente porque Kinect se reservaba un porcentaje del procesado de la consola para ejecutar los comandos vocales al momento, así como responder a los gestos que se realizaban ante la cámara. ¿Significa esto que Kinect dejará de funcionar? Obviamente no, aunque no sabemos qué habrán hecho para que los menús consigan esa velocidad.

El vídeo que puedes ver sobre estas líneas lo ha colgado Mike Ybarra mientras realizaba una retransmisión en directo desde Beam, el servicio de streaming que Microsoft lanzará próximamente y desde el que mostró un pequeño avance de la rapidez de respuesta de la nueva interfaz. Estéticamente parece que no hay demasiados cambios, así que todo podría limitarse a la mejora del rendimiento, lo cual no es poco.

Los usuarios de Xbox One llevan muchísimo tiempo solicitando una mejora de este tipo, así que la nueva versión será recibida con los brazos abiertos.

From around the web

ear iconeye icontext filevr