Image credit:

Oculus tendrá que pagar 500 millones a ZeniMax

La pelea termina con ambos bandos descontentos.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

ZeniMax tiene por fin el desenlace que quería para la demanda que había lanzado contra Oculus por el supuesto robo de información tras el fichaje de John Carmack. La compañía del casco virtual tendrá que pagar finalmente 500 millones de dólares después de que un jurado de Texas determinara la multa por las reclamaciones de ZeniMax que acusaban a Palmer Luckey de no cumplir un acuerdo de confidencialidad. El jurado no encontró indicios del robo de información tras el traspaso de John Carmack, así que en ese sentido la demanda no ha ido a más.

El problema es que ninguna de las partes ha quedado contenta, ya que mientras Oculus se verá obligada a soltar de su bolsillo tal cantidad de dinero, en ZeniMax han visto como los 4.000 millones de dólares que pedían se han reducido a una octava parte de lo deseado. Al menos parece que tenemos solución definitiva para el caso, aunque Oculus no debería de estar tan decepcionado teniendo en cuenta que se ha confirmado que Carmack no tiene nada que ver con el asunto.

From around the web

ear iconeye icontext filevr