Image credit:

Android Wear comienza a tener sentido con los LG Watch Sport y Watch Style

La nueva versión del sistema operativo se estrena por fin con los nuevos relojes de LG.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Android Wear 2.0 ya es una realidad, y para comenzar con el despliegue, Google ha querido dar cierta exclusividad a LG estrenando la nueva versión en los smartwatches que acaba de presentar. De los dos, los focos se los lleva indudablemente el Watch Sport, un modelo de 349 dólares que cuenta con una pantalla P-OLED de 1,38 pulgadas, y que bajo ella se escode un listado de especificaciones que lo colocan inmediatamente como el reloj con Android Wear más potente del mercado.

Podemos empezar por ejemplo por el procesador, un Snapdragon 2100 a 1,1 GHz con 4 GB de almacenamiento y nada menos que 768 MB de RAM. Dicha cantidad de memoria, sumado al excelente rendimiento de Android Wear 2.0, hacen que el reloj funcione con extremada agilidad, viéndose también beneficiado por la incorporación de una corona que recuerda a la del Apple Watch. La batería es de 430 mAh, superior a cualquiera del mercado, sin embargo, las pruebas realizadas por nuestros compañeros de la edición en inglés no parecen estar a la altura de lo esperado. No al menos si esperar conseguir más horas que cualquier modelo de hoy en día, ya que con el Bluetooth enlazado al teléfono y la pantalla en "Siempre encendida" la vida del terminal llegó a alcanzar unas escasas 13 horas de uso. Y eso sin usar el LTE, ya que el Watch Sport cuenta también con ranura nano-SIM integrada para convertirlo en un reloj completamente autónomo.

Gallery: LG Watch Sport | 22 Photos



El problema de añadir más batería es que estaríamos aumentando el grosor, algo impensable en este modelo, ya que alcanza los 14,2 milímetros de grosor, una medida superada únicamente por el smartwatch de Casio y el Nixon Mission. Algo normal por otro lado, y es que el reloj cuenta además con NFC, acelerómetro, giroscopio, barómetro, sensor de luz y sensor de ritmo cardíaco. Definitivamente lo notarás cuando lo lleves puesto.



Pero si lo tuyo son los relojes más ligeros y sencillos, entonces tu opción pasa por el Watch Style. En esta ocasión LG ha planteado un modelo más humilde, con muy buen diseño, pero parco en prestaciones. Gracias a estas limitaciones el modelo se queda en los 249 dólares, una cantidad que lo sitúan como un modelo muy a tener en cuenta para aquellos que busquen un reloj inteligente sin demasiadas complicaciones.



Es más pequeño que su hermano, con una pantalla P-OLED de 1,2 pulgadas, aunque esta llega envuelta en un excesivo marco negro que resta importancia al panel. Esto a su vez, queda rodeado por el marco de la caja, quedando al final un diseño más grande de lo que podría ser. Pero al menos el diseño se ha cuidado bastante, y encontramos únicamente una corona de control con la que manejarnos por los menús.

Gallery: LG Watch Style | 16 Photos



Uno de los peores detalles que encontramos es que la tapa trasera es de plástico. Por un lado, ayuda a reducir el precio del dispositivo, pero por otro, resta en el buen acabado del mismo. De todas formas, consigue alcanzar una certificación IP67, suficiente para aguantar el agua de la lluvia e incluso alguna que otra ducha.



La pantalla de 360 x 360 píxeles la mueve un procesador Snapdragon 2100 a 1,1 GHz, acompañado además por sensores de luz, giroscopio, acelerómetro y Bluetooth. Lamentablemente la batería se queda en los 210 mAh, una capacidad que aguantará un día de trabajo a duras penas. Si no se le exige mucho, es capaz de alcanzar las 12 horas, por lo que la autonomía no es precisamente uno de sus puntos fuertes.

La ventaja de este Watch Style se centra posiblemente en llegar Android Wear 2.0 de serie, algo que otros modelos del mercado no recibirán hasta nuevo aviso.

From around the web

ear iconeye icontext filevr