Image credit:

He probado la Nintendo Switch y es justo lo que había imaginado

Quiero una, pero necesito más juegos.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

¿Contando los días que quedan para que Switch aparezca en las estanterías de las tiendas? Pues hoy voy a ponerte los dientes largos, ya que te voy a contar mis primeras impresiones con la nueva consola de Nintendo tras probarla durante un buen rato.

Lo primero que llama la atención es su tamaño. ¡Qué pequeña es! Pero tranquilo, no te preocupes, sus 6,2 pulgadas son perfectas para jugar mientras la tenemos en la mano (modo portátil), sintiéndose muy bien, no llegando a ser pesada y permitiendo jugar cómodamente gracias a la perfecta ubicación de los Joy-Cons. La pantalla luce espectacular, con colores muy fieles y un contraste estupendo. Los ángulos de pantalla también hay que mencionarlos, ya que la pantalla sigue presumiendo de características incluso mirándola desde un lado. El problema estará a la hora de usarla en exteriores, algo que no he podido probar, pero donde sospecho que sufrirá debido a los reflejos que producirá el cristal. Lo dejaremos en suspense.


Podemos pasar del juego individual al colectivo en menos de 5 segundos, separando los Joy-Cons de la consola y repartiendo un mando a cada jugador. Se trata del "modo sobremesa", y aquí sí he notado que la pantalla se hacía pequeña, ya que para jugar a Mario Kart me he tenido que acercar considerablemente a ella para jugar cómodo. Además, los Joy-Cons se sienten forzados, y es que ninguno de los jugadores tendrá una distribución adecuada de los controles. Mientras uno tendrá el stick de control demasiado centrado, otro tendrá los botones de acción demasiado alejados del pulgar. A la hora de colocarla sobre la mesa, desplegaremos una pequeña pata integrada en la consola que se siente muy frágil. No auguramos un buen futuro para ese elemento. En resumidas cuentas, este es quizás el modo que más sufre con el diseño de la consola.

El "modo televisor" es la última transformación de la consola. O quizás deberíamos decir el primero, ya que Nintendo describe a la Switch como una "consola doméstica que se hace portátil". No estoy muy de acuerdo con esa descripción, ya que siento más a Switch como una consola portátil que es capaz de transformarse en versión de sobremesa. Las intenciones de Nintendo pasan obviamente por no pisar su propia 3DS y presentar en el mercado un modelo que compita antes PS4 y Xbox One. Y sí, todos sabemos que técnicamente no son comparables, pero Nintendo necesita hacer acto de presencia en esa gama de consolas tras la inminente marcha de Wii U.

Conectarla en la base de carga es una tarea muy fácil y sin complicaciones, y el cambio de modo portátil a televisor y viceversa se produce de manera sorprendentemente rápida. El cambio no llega a alcanzar los 3 segundos, y lo único que tendremos que hacer para continuar la partida es cerrar la ventana de pause que se habrá activado automáticamente. Aquí ya tendremos que hacer uso de una serie de accesorios para jugar, ya sea el soporte para los mandos Joy-Con o el gamepad Pro que se vende por separado, aunque lo cierto es que podríamos estar jugando con los Joy-Con sueltos sin problemas. Imaginamos que se trata de un simple accesorio para sentir la consola más hacia el lado tradicional. Por cierto, la base es un accesorio de plástico que se encarga de sacar una salida HDMI a partir del conector USB-C de la consola, además de añadir un par de puertos USB extra y el conector de carga.

Los Joy-Cons están muy bien construidos, sintiéndose muy resistentes y duraderos a pesar del diminuto tamaño de cada uno. La única pega la encuentro en los botones SL y SR, muy pequeños y profundos, algo que casi obligará a usar la correa que se incluye, que permite agarrar el mando a nuestra muñeca con una cinta e incluye botones SL y SR más grandes y fáciles de pulsar. La nueva vibración HD es bastante llamativa, pero tenía la sensación de me iba a sorprender más.


En 1-2-Switch hay una prueba en la que debemos de adivinar cuántas canicas hay dentro de una caja, y para ello tendremos que mover el mando para notar el golpeo de las mismas. Es posiblemente el único momento en el que he notado una verdadera mejoría sobre los sistemas de vibración tradicionales, ya que en el resto de juegos probados no he notado diferencias. También hay otro en el que tendremos que abrir una caja fuerte girando el mando muy lentamente hasta dar con la combinación. Ahí se usa el giroscopio, pero tampoco me ha sorprendido mucho más de lo que podríamos conseguir con un móvil. Eso sí, es muy divertido y adictivo. Supongo que será algo con lo que los desarrolladores deberán experimentar para sacar el máximo provecho a los mandos.


¿Y a qué vamos a jugar cuando la consola llegue a las tiendas? Este es quizás el mayor hándicap. El lanzamiento estará acompañado de títulos como el esperadísimo The Legend of Zelda: Breath of the Wild, 1-2-Switch, Snipperclips, Just Dance 2017, Super Bomberman R y Skylanders Imaginators. No es un catálogo que destaque por su inmensidad, y aunque Zelda será un gran juego, el resto de opciones pasan más por minijuegos que por grandes lanzamientos.


Destacamos 1-2-Switch, que vuelve a presentarse como la opción divertida de 28 minijuegos con los que exprimir las funciones más llamativas de la consola. Sin embargo, se trata de un juego que vuelve a recordarnos la experiencia que Wii marcó sobre los jugadores. ¿Será suficiente una vibración más precisa y los nuevos mandos para que dicha experiencia no se sienta repetitiva? No dudo que se convertirá en un título que no faltará en las fiestas de casa, pero es algo que quizás no termine de enganchar al público. ¿O sí?

Mirando hacia el futuro nos encontraremos con Mario Kart 8 Deluxe para el 28 de abril, RiME para el mes de mayo, Arms y Splatoon 2 para verano y Super Mario Odyssey para la época de Navidad. Tanto Mario Kart 8 Deluxe como Splatoon 2 son súper divertidos jugando en Local contra 7 amigos, y lo más sorprendente es que el modo inalámbrico entre las 8 consolas funciona increíblemente bien. Pero el día 3 tendremos un lanzamiento un tanto escaso. Echamos en falta el apoyo de las third parties, que confirmadas están, pero que parecen esperar en la retaguardia a la espera de ver si verdaderamente la consola cuaja entre el público. ¿Qué pasa con EA? Acaban de confirmar que el FIFA que llegará a Switch será el FIFA18, pero no habría estado nada mal llegar a tiempo con el de esta temporada. La consola se nos antoja perfecta para seguir con nuestra temporada FUT allá por dónde vayamos.

Pero si hay algo que predomina en Switch a estas alturas son las incógnitas que rodean al sistema. La falta de juegos podría estar cubierta por un servicio multijugador que multiplicara las posibilidades de las consola, pero si echas un ojo, los juegos de lanzamiento no ofrecerán la posibilidad de conectarnos a internet para jugar con otros jugadores. De todas formas el servicio no estará operativo de manera oficial hasta el tercer trimestre del año (por ahora en pruebas), así no nos debería de sorprender demasiado ver tanta ausencia multijugador online.

Otro de los detalles que no termino de ver muy claro es la capacidad táctil de la pantalla de Switch. Son muy pocos juegos los que aprovechan esta capacidad, pero la razón podría ser más sencilla de la que crees. Y es que, ¿cómo activarías un control táctil con la consola colocada en el dock? Nintendo asegura que los desarrollares tendrán total libertad en este aspecto, pero mucho nos tememos que podría quedar bastante en el olvido en la mayoría de casos por el simple impedimento del dock. No tendría mucho sentido ofrecer funciones importantes en la pantalla táctil cuando podría existir la posibilidad de que queden completamente anuladas. Eso rompería la continuidad tan atractiva que ofrece Switch como sistema.

Switch es un ejemplo más de que no hay nadie como Nintendo para hacer algo diferente, y todo apunta a que será la confirmación oficial de que Wii U fue simplemente un paso intermedio en esta nueva era del juego portátil. Siempre había imaginado poder seguir con la partida más allá del televisor, y Switch me ha dado justo lo que siempre había imaginado. ¿Nos dará también los juegos que se merece?

From around the web

ear iconeye icontext filevr