Image credit:

La Roborace se estrena con accidente en Argentina

“Ningún piloto ha sufrido daños”.
Share
Tweet
Share
Save

La electrificada Formula E ha estrenado este fin de semana una nueva modalidad que acompañará a la competición de vehículos eléctricos. Se trata de la Roborace, una modalidad en la que dos vehículos eléctricos completamente autónomos se enfrentan en un circuito por ver quién llega antes a la meta. Los vehículos no disponen de ningún tipo de ayuda ni asistencia humana, ya que desde boxes el equipo únicamente tendrá acceso a los datos de telemetría que suceden en el momento.

Lamentablemente la primera carrera de la temporada no ha podido empezar de peor manera, ya que uno de los DevBots (que así es como se conocen a los vehículos de pruebas) se ha estrellado, por lo no ha podido terminar la carrera. El ganador por su parte ha conseguido alcanzar una velocidad máxima de 185 kilómetros por hora, una cifra que obviamente no se puede comparar con los vehículos de Formula 1 tradicionales, pero que sorprende muchísimo si tenemos en cuenta que no dispone de ningún tipo de ayuda humana.


Aun así, la organización ha podido recitar orgullosamente el "ningún conductor ha sufrido daños", y es que al final, esa es una de las muchas ventajas que propone esta modalidad. ¿Emoción en las carreras? Seguro que eso será cuestión de tiempo. Por ahora sólo estamos viendo las primeras pruebas, así que quedará mucho hasta poder ver carreras con muchos más participantes.

From around the web

ear iconeye icontext filevr