Image credit:

El Exynos 8895 estrena por fin tecnología de 10 nanómetros

El Exynos 9 va con todo.
Share
Tweet
Share
Save

Samsung ya tiene nuevo cerebro para sus futuros terminales de gama alta. Es el Exynos 8895, una CPU de 64 bits con ocho núcleos que incluye una GPU Mali-G71 MP20 y un módem 5CA LTE, todo un conjunto de componentes de nueva generación que ha sido posible unificar gracias al moderno proceso de fabricación de 10 nanómetros FinFET. La CPU está formada por un grupo de cuatro núcleos de máximo rendimiento y otros 4 núcleos Cortex-A53 de bajo consumo, ambos de segunda generación y prometiendo potencia y eficiencia según lo requiera la situación.

La GPU por su parte supone un gran adelanto respecto a la anterior generación, ya que su potencia mejorará gráficos 3D además de poder mover pantallas 4K y ofrecer soporte para la grabación de vídeo 4K a 120 imágenes por segundo. Y ya que hablamos de cámaras, es importante señalar que el procesador podrá manejar sensores de 28 MP, indicando además que ofrece soporte para módulos duales de 18 MP + 16 MP. Será interesante ver cómo aprovecha esa característica Samsung en el futuro.

El Exynos 8895 es también el primer procesador en presumir de conexión Gigabit LTE con conexiones de bajada de 1 Gbps y 150 Mbps de subida. Entre otras características, podemos ver que será compatible con memoria LPDDR4x, incluye soporte para almacenamiento eMMC 5.1, UFS 2.1 y SD 3.0, y sistemas de posicionamiento GPS, GLONASS y BeiDou. Se espera que Samsung incluya este nuevo procesador en los inminentes Galaxy S8 y Galaxy S8+, así que habrá que ver qué tal se desenvuelve en el día a día y si será capaz de hacer sombra al Snapdragon 830.

From around the web

ear iconeye icontext filevr