Image credit:

En la Antártida vuelve a registrarse una temperatura infernal

Temperaturas récord en uno de los lugares más fríos de la Tierra.
Drita, @drita
03.02.17
Share
Tweet
Share
Save

En nuestro intento por seguir cargándonos nuestro planeta, la ONU nos advierte de un nuevo dato preocupante: hemos alcanzado un nuevo récord de temperaturas en la Antártida. Así lo registra la World Meteorological Organization (WMO) en Génova, donde se ha hecho público un estudio en el que se registra que el 24 de marzo del año 2015, en la base de Esperanza, se llegó a una temperatura máxima de 17,5 grados, considerándose así la más alta jamás registrada para el "continente antártico" -entendida esta denominación como la masa terrestre continental y sus islas adyacentes.

"El Antártico y el Ártico están mal cubiertos en términos de observaciones meteorológicas y pronósticos, a pesar de que ambos juegan un papel importante en la evolución del clima, los patrones oceánicos y en el aumento del nivel del mar", indica Michael Sparrow, experto colaborador en la investigación de la WMO. "La verificación de temperaturas máximas y mínimas nos ayuda a construir una imagen del tiempo y el clima en una de las fronteras extremas de la Tierra".

A medida que la Antártida muestra más signos alarmantes de grietas en su superficie, más necesarios son este tipo de estudios, encargados de documentar los cambios que se producen. La WMO recuerda en su informe que la temperatura más alta jamás registrada en la llamada "región antártica" (definida como toda la tierra y zona helada al sur de la altitud 60 grados) corresponde al 30 de enero de 1982 en Signy Island, cuando se alcanzaron los 19,8 grados Celsius. En el interior las cosas son más frías, con un cifra máxima de menos 7º en la meseta Antártica (por encima de los 2.500 metros), registrados como algo excepcional en Tierra Adelia el 28 de diciembre de 1989.

From around the web

ear iconeye icontext filevr