Image credit:

Google presenta el CATPCHA invisible que no te molestará jamás

Olvídate de volver a descifrar jeroglíficos.
Share
Tweet
Share
Save

A lo largo de los años, Google ha estado utilizando infinidad de métodos con los que poder distinguir a humanos de bots en sus páginas webs. El llamado test CAPTCHA (prueba de Turing completamente automática y pública para diferenciar ordenadores de humanos), ya conocido como reCAPTCHA, se ha encargado de mostrarte desde los nombres de algunas calles de Street View, hasta una simple caja de confirmación, pero su última incorporación es desde luego la mejor de todas. ¿Por qué? Porque se ha convertido en invisible.

Tras combinar una máquina de aprendizaje y análisis avanzado de riesgos, Google ha actualizado su sistema para separar humanos de robots. Cuando un usuario llega a una web, el contenido aparecerá sin necesidad de rellenar ningún tipo de formulario o acertijo. El sistema es completamente invisible, pero detrás de todo eso se esconde un profundo análisis de datos que utiliza desde la dirección IP del usuario hasta los movimientos del ratón.

Google asegura que la tecnología estará continuamente revisando el compromiso del usuario con el CAPTCHA para determinar si ese usuario es humano o bot, pero en ningún momento tendrás que volver a introducir esas extrañas palabras con tal de poder seguir tranquilamente navegando por la web. ¡Viva el CAPTCHA invisible!

From around the web

ear iconeye icontext filevr