Image credit:

iPhone 7 (PRODUCT)RED, amor a primera vista pero... ¿por qué el frontal en blanco?

A vueltas con los colores...
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Un tiro al larguero, un 9,9 en el examen, un casi tocar la cima... Nos podríamos pasar horas enteras encontrando símiles que describan con exactitud la sensación vivida por una buena parte de la red ante el iPhone (PRODUCT)RED. Precioso, espectacular, es un color que sin duda le va que ni pintado al terminal, pero Apple ha optado por una complicada decisión en su frontal que está levantando no pocas ampollas: escoger el color de acompañamiento en blanco. Con todas seguridad y conociendo cómo las gasta el fabricante de Cupertino, la elección de dicho color le habrá supuesto no pocas reuniones y habrá sido trabajada de forma exhaustiva.

Y ahí está: el frontal en un blanco que ha levantado no pocas ampollas en redes sociales. ¿Por qué se ha escogido esta combinación de colores? Parece que hay un acuerdo definitivo en que el rojo sienta francamente bien al iPhone y más sabiendo que es por una buena causa, y por ese motivo muchos no comprenden cómo Apple ha escogido un llamativo blanco para el frontal que para algunos, arruina toda la belleza de la parte trasera.

En este caso, el dicho de "para gustos, los colores" no puede ser más preciso y adecuado, pero los haters oficiales del frontal blanco no han tardado en encontrar una confirmación a su animadversión. Apenas unas pocas horas después de haberse presentado el atractivo iPhone, asomó un render que mostraba al mundo qué hubiera sucedido si el fabricante hubiera optado por el color que cuenta un consenso generalizado: el negro. ¿Es más bonito? Una vez más, dependerá del gusto de cada uno.

Sin embargo, Apple tiene sólidos argumentos para justificar la elección del color blanco en su frontal: se trata de un color que ha acompañado a la marca desde el año 2001 y como una apuesta personal de Jony Ive que, dicho sea de paso, contó con la oposición inicial de Steve Jobs. No obstante, la historia demostró que la elección fue un rotundo éxito y hoy el color blanco forma parte ya de la estética natural de los productos de Apple. Si uno ve un dispositivo tecnológico a distancia de ese color, la asociación mental es instantánea.

Pero el mercado quiere más o parece que ya el color blanco le resulta aburrido, y esto lo hemos podido apreciar con claridad con los AirPods: la aparente demanda de más colores ha disparado la imaginación de terceros que se han dispuesto a pintar los auriculares en varios colores a unos precios prohibitivos. Y ya podemos adelantar que los AirPods en negro serán un rotundo éxito, por no comentar que sucederá otro tanto con unos AirPods RED.

From around the web

ear iconeye icontext filevr