Image credit:

LG está obsesionada con la seguridad de sus baterías y quiere que tú lo sepas

La firma no para de hacer demostraciones a la prensa en sus instalaciones coreanas.
Drita, @drita
03.27.17
Share
Tweet
Share
Save

Cuando la competencia tropieza... hay que intentar adelantarle como sea. Esta debe ser la premisa que desde el escándalo del Galaxy Note 7 impera en las oficinas de LG o al menos es la única explicación que se nos ocurre ante su oportuna obsesión por la seguridad de sus baterías. Según recogen en The Korea Herald, LG está organizando viajes guiados a la prensa por sus instalaciones de Pyeongtaek (una ciudad al sur de Seúl) con el objetivo de que hagan un completo circuito en el que comprueben de primera mano lo bien que lo están haciendo con sus baterías.

Las demostraciones comprenden shows de lo más variados, como la perforación de un dispositivo con un clavo o dejar que caiga sobre un smartphone una pieza de metal de 9,1 kg a 61 centímetros de altura. La idea de LG es darse así toda la publicidad posible sobre la seguridad de sus equipos, incluso cuando estos se encuentran en situaciones de lo más adversas. En las 20 pruebas que se muestran a los asistentes, los equipos de la casa son maltratados de muy diversas formas (siempre buscando dañar la batería, claro) sin que esto provoque que ninguna explote o salga ardiendo.

"Las baterías de los smartphones son como explosivos, pero una batería bien diseñada no explota ni siquiera cuando les da un fuerte golpe", apunta un miembro del grupo de investigación de LG para que no quepa ninguna duda.

Pasado mañana Samsung presentará su buque insignia con la sombra aún del Galaxy Note 7 planeando sobre el ambiente. LG bien que lo sabe por lo que no ha dudado en seguir exprimiendo su estrategia del "nosotros no explotamos", una campaña que ya empezó hace bastantes semanas, antes incluso de que su LG G6 se anunciara oficialmente en el MWC 2017. Si es que aquí el que no corre, vuela.

From around the web

ear iconeye icontext filevr