Image credit:

El césped de tu jardín será el combustible de tu vehículo en el futuro

Consiguen extraer combustible a partir de hierba.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

El proceso que convierte las plantas en gasolina requiere un periodo de "solo" varios millones de años, pero parece que los investigadores de la Universidad de Gante han encontrado una manera de acelerar el proceso notablemente. Primero se necesita tratar la hierba para que se descomponga más rápido, y luego añaden unas bacterias similares a la que podemos encontrar en nuestro intestino para que completen el proceso y se produzca decano, uno de los principales ingredientes de la gasolina y el combustible de aviones.

El decano es un combustible contaminante, aunque por ahora es la única fuente de energía para que los aviones comerciales puedan realizar sus rutas en las próximas décadas, y este método permitiría conseguirlo de manera eficiente y lo suficientemente fácil como para hacerlo comercialmente factible.

Los científicos se encargan de tratar la hierba para que pierda la vitalidad y las bacterias puedan digerirla de manera más fácil. Es entonces cuando añaden las Clostiridium, unas baterías buenas que podemos encontrar en el intestino y que realizarían una especie de fermentación similar a la de la cerveza, dando como resultado ácidos lácteos y derivados que tratados posteriormente dan lugar al decano.

Los científicos sólo han conseguido por ahora extraer unas gotas de biocombustible, pero esperan que gracias a la eficiencia puedan alcanzar un proyecto comercial muy pronto.

From around the web

ear iconeye icontext filevr